Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

miércoles, 30 de diciembre de 2009

SOBRE EL FUTURO DE CAROD.

Según informa El Imparcial, el vicepresidente del gobierno autónomo de la región catalana, Carod-Rovira, afirma en su blog -del cual no tengo la dirección, ni falta que me hace, y ustedes dispensarán- que el futuro de Cataluña no lo decidirá nunca ningún tribunal constitucional, sino el mismo pueblo catalán.
Cada cosa lo que sea, en esto tengo que reconocerle al mico una mitad de razón. El futuro de Cataluña no lo va a decidir ningún tribunal constitucional, y si los gilipollas de la cuerda de Carod-Rovira se ponen -más- tontitos, lo deberán decidir los encargados de aplicar la ley vigente, ante la que -dicen- todos somos iguales.
Concretamente, el futuro de la Generalidad y de los catalans -que no catalanes- pasará por los artículos 155 y -en su caso- 8 de la Constitución, que en su día aprobaron los catalanes, dentro del conjunto de los españoles.
De los españoles que -en su día también- votamos NO a la Constitución, ni que decir tiene que eso mismo lo diríamos de otra forma. A la manera de Spengler: en última instancia, siempre es un pelotón de soldados el que salva la civilización.

SOBRE LA DESPROPORCION.

La que ven los grinpiseros en que su barandilla, Juan López de Uralde, permanezca en prisión preventiva tras colarse con una pancarta en una cena de gala en la cumbre del clima, presidida por la reina Margarita de Dinamarca, hechos por los que está acusado -junto a otros tres protestones más- de falsificación de documentos, suplantación de una autoridad y allanamiento de morada.
Lo que yo no entiendo es qué espíritu de niño malcriado y llorón, qué egocentrismo, qué profunda soberbia, qué ombligomundismo lleva a estos ecologistas profesionales a pensar que están por encima de las normas y de las leyes. Qué les lleva a pensar que pueden hacer lo que quieran y salirse de rositas. ¿Acaso la etiqueta ecologista -recuérdese la comparación de Le Pen entre ecologistas y sandías: verdes por fuera y rojos por dentro-, les sitúa por encima de los demás? ¿O es que son ególatras como adolescentes inmaduros -por más que las imágenes televisivas les sitúen en una edad física bien distinta- a los que un papá rico e influyente saca las castañas del fuego a cada trastada, disculpándolos en que son cosas de críos?
Nótese que no digo que yo esté a favor de la contaminación, ni que censure sus pretensiones o sus actos. Lo que censuro es ese querer estar por encima de la ley y por encima del resto del mundo, como si fueran descendientes de la pata derecha de Darwin.
Si a mi -por poner un ejemplo- se me ocurre irme a una cena oficial en La Zarzuela, con invitación falsificada y -a falta de pancarta, por marcar distancias- vestido con camisa azul, me juego el bigote a que no salgo de la trena en un año. O más. ¿Por qué los grinpiseros y otras sandías varias van a ser distintos? Que protesten lo que quieran y como quieran. Y que se atengan a las consecuencias, como todo el mundo.

lunes, 28 de diciembre de 2009

SOBRE LO QUE NO ES, AUNQUE LO PAREZCA.

España se ha consolidado en un Estado de Derecho que asegura el imperio de la ley como expresión de la voluntad popular. (1)
El Estado español promueve el progreso de la cultura y de la economía para asegurar a todos una digna calidad de vida (1)
España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. (2)
El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla. (3)
Los estatutos podrán reconocer banderas y enseñas propias de las Comunidades Autónomas. Estas se utilizarán junto a la bandera de España en sus edificios públicos y en sus actos oficiales. (4)
Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional. (5)
Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social. (6)
Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. (7)
Se garantiza el secreto de las comunicaciones y, en especial, de las postales, telegráficas y telefónicas, salvo resolución judicial. (8)
Se reconocen y protegen los derechos: a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. b) A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. c) A la libertad de cátedra. d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.
El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa. (9)
Las asociaciones que persigan fines o utilicen medios tipificados como delito son ilegales. (10)
La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.
Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones. (11)
Los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España. (12)
El gasto público realizará una asignación equitativa de los recursos públicos, y su programación y ejecución responderán a los criterios de eficiencia y economía. (13)
El hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica. (14)
Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia (15)
Los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia.
Los niños gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales que velan por sus derechos. (16)
Los poderes públicos garantizarán la conservación y promoverán el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran, cualquiera que sea su régimen y su titularidad. La ley penal sancionará los atentados contra este patrimonio. (17)
Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. (18)
Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad. (19)
Las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos.
El referéndum será convocado por el Rey, mediante propuesta del Presidente del Gobierno, previamente autorizada por el Congreso de los Diputados. (20)
La responsabilidad criminal del Presidente y los demás miembros del Gobierno será exigible, en su caso, ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.
Si la acusación fuere por traición o por cualquier delito contra la seguridad del Estado en el ejercicio de sus funciones, sólo podrá ser planteada por iniciativa de la cuarta parte de los miembros del Congreso, y con aprobación de la mayoría absoluta del mismo.
La prerrogativa real de gracia no será aplicable a ninguno de los supuestos del presente artículo. (21)
Las Fuerzas y Cuerpos de seguridad, bajo la dependencia del Gobierno, tendrán como misión proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana. (22)
La justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey por Jueces y Magistrados integrantes del poder judicial, independientes, inamovibles, responsables y sometidos únicamente al imperio de la ley. (23)
El Estado garantiza la realización efectiva del principio de solidaridad, consagrado en el artículo 2 de la Constitución, velando por el establecimiento de un equilibrio económico, adecuado y justo, entre las diversas partes del territorio español, y atendiendo en particular a las circunstancias del hecho insular.
Las diferencias entre los Estatutos de las distintas Comunidades Autónomas no podrán implicar, en ningún caso, privilegios económicos o sociales. (24)
Todos los españoles tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte de territorio del Estado. (25)
El Estado podrá dictar leyes que establezcan los principios necesarios para armonizar las disposiciones normativas de las Comunidades Autónomas, aun en el caso de materias atribuidas a la competencia de éstas (26)
Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.
Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas. (27)



* * * * * *


Pues no, lo siento; esto -aunque lo parezca- no es una inocentada. Toda esta parrafada, de la que espero sabrán disculparme, es una pequeña parte de lo que dice nuestra queridísima Constitución de 1978, treintañera evidentemente muy mal conservada.
Como, aún dicho lo anterior, mucha gente podría pensar que esto -en vista de lo que acontece a diario-, no puede ser verdad; que la Constitución no puede decir esas cosas, porque de decirlas deberían estar en la cárcel el Gobierno, la oposición, los jueces, los alcaldes y la mitad de la ciudadanía, les garantizo que es cierto, que no me lo invento -ya quisiera tener tanta imaginación- y para que lo comprueben, si gustan, no tienen mas que seguir las indicaciones de las notas a continuación.


_____________



(1) Preámbulo
(2) Artículo 1
(3) Artículo 3
(4) Artículo 4
(5) Artículo 8
(6) Artículo 14
(7) Artículo 15
(8) Artículo 18
(9) Artículo 20
(10) Artículo 22
(11) Artículo 27
(12) Artículo 30
(13) Artículo 31
(14) Artículo 32
(15) Artículo 35
(16) Artículo 39
(17) Artículo 46
(18) Artículo 47
(19) Artículo 50
(20) Artículo 92
(21) Artículo 102
(22) Artículo 104
(23) Artículo 117
(24) Artículo 137
(25) Artículo 139
(26) Artículo 150
(27) Artículo 155

jueves, 24 de diciembre de 2009

NAVIDAD.


Otra vez Navidad.
Y cada año se me hace más difícil no ceder a las tentaciones; porque la carne es débil, y el cuerpo me pide atocinarme cómodamente, y decir que sí, que bueno, que felices fiestas a todo el mundo, y que me dejen en paz.
Afortunadamente, el alma no está para fiestas, porque acaso de ahí provenga el mayor problema: que todo en España lo hemos convertido en fiesta. Todo es una fiesta, desde la cuchipanda electoral hasta la algarada separatista; desde el coma etílico hasta el asesinato masivo de nonatos; desde el hembrismo garrulo, a la mariconería rampante; desde la zafia incultura de las miembras, al clientelismo grosero.
Todo es fiesta -ya llegará la resaca, ya-, y no tiene uno el alma para estas fiestas, ni para despilfarrar la caridad -que bien entendida se debe principiar por uno mismo-, en recoger conmiserativamente a los borregos, los tocinos, los capones, los necios, los tontos, los alcaldes, el Gobierno, la oposición y otros justiciables, y decirles que sean personas por una vez y se enteren, siquiera por un día, de que nace Dios.
Todo lo que me llega la caridad -y la paciencia- es para decirles a todos ellos que les deseo lo que se merecen, y que les vayan dando.
Únicamente a mis camaradas, a mis hermanos en España, les deseo una Feliz Natividad del Señor, y que en Su misericordia nos de Fe, Esperanza y buena mano.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

SOBRE LAS FILTRACIONES DE GARZÓN.

Vamos por partes, poque no se trata de que don Baltasar tenga goteras, o pierda agua por algún manguito, o le haya reventado la junta de culata y pierda aceite, dicho sea en sentido puramente mecánico.
Se trata de que don Baltasar "denuncia al CGPJ las "filtraciones interesadas" sobre sus ingresos en Nueva York", según titula Público.
Y es que el señor Garzón se queja de la publicación de varios documentos que prueban sus relaciones con el Banco de Santander, y el mecenazgo de ésta entidad al señor juez.
Como usted bien sabe, don Baltasar, la Justicia española es un cachondeo. Como usted bien sabe, las filtraciones a la prensa están a la orden del día, y no recuerdo que usted mismo haya tomado medidas especiales cuando los documentos se han filtrado desde su juzgado.
Pero ese no es el tema. El tema no es si sus asuntillos se han publicado de una u otra forma, sino si usted, señor Garzón, percibió patrocinio del Banco de Santander.
Quevedo lo dijo con más gracias: arrojar la cara importa, que el espejo no hay de qué.

martes, 22 de diciembre de 2009

SOBRE LAS IDEOLOGIAS "ACORDES CON LOS TIEMPOS".

El alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, anatematiza a Monseñor Munilla -cita textualmente Público- con esta frase: "Munilla obedece a la ideología tradicional de la Iglesia que no está acorde con los tiempos".
Y añade que no conoce al Obispo, y que ya dará una opinión más rigurosa -lo que demuestra su gran autoestima, al considerarse capaz de ser riguroso en algo-, pero que, por lo que ha leído, las posiciones de Monseñor Munilla "obedecen a actuaciones, actitudes o a posiciones ideológicas tradicionales de la cúpula de la Iglesia española" que, a su entender, "no están acordes con la realidad de los tiempos".
Todo ello, después de decir que no es miembro militante de la Iglesia Católica, con lo cual ha desperdiciado una oportunidad de oro para permanecer callado, y no meterse en casa ajena.
Pero temo que las actitudes que no están acordes con la realidad de los tiempos, en opinión del no católico y socialista Elorza, vaya por el lado de congraciarse con los kuras separatistas baskos. Y, en mi opinión -tan respetable, legalmente, como la del señor Elorza; y, sin que suponga inmodestia, mucho más respetable en el ámbito intelectual, no por mérito mío precisamente- lo que no es acorde con los tiempos es lo de las iglesias nacionales. Eso ya lo inventó Enrique VIII de Inglaterra a consecuencia de sus problemas de bragueta.

lunes, 21 de diciembre de 2009

SOBRE LA CEJA DE LA SEÑORA BARDEM.

Que hoy ha amenazado con matar -es de suponer que figuradamente- a quien la catalogue entre los cejilleros zapatinos.
Yo no soy de la 'ceja' y al que lo diga lo mato -cita como textual Público, que no es sospechoso.
Creo que en uno de sus inconmensurables Dietarios, el maestro Rafael García Serrano concluía que, cuando veas que los hideputas se te unen, puedes estar seguro de haber ganado. Si lo tomamos a la viceversa, don José Luis Rodríguez tiene las gilipolleces contadas.

SOBRE LAS FOSAS QUE NO ESTÁN.

Resulta que, tras mes y medio removiendo la tierra del lugar donde los enteradillos aseguraban que estaba enterrado Federico García Lorca y no se cuantos más cadáveres de asesinados -por los fachas, ni que decir tiene; los asesinados por los rojos no son de la incumbencia de esta memez histérica-, resulta que allí no sólo no está Lorca, sino nadie; y que allí jamás ha habido enterramiento alguno.
La información, recogida por el llamado historiador Ian Gibson de un tal Manolo el comunista -por nombre Manuel Castilla- es ilustrativa. No por la veracidad, que a la vista queda, sino porque el señor Gibson pudo hablar y ser conducido por este Manolo el comunista al presunto enterramiento, en los años 1966 y 1976. Y esto demuestra, salvo caso de que el señor Gibson fuera informado por un fantasma -lo que explicaría muchas cosas- que el referido comunista estaba vivo en tales fechas, y que nadie le impedía hablar, ni mostrar a los extranjeros el paisaje, ya que no otra cosa. También -cuenta El País- le había enseñado el sitio a otro extranjero, llamado Agustín Penón, en 1956, plena caverna del franquismo.
Y ahora, claro, buscan otras historias para satisfacerse: que si Lorca estará enterrado a 500 metros -en un lugar llamado El Caracolar-; que si en un barranco próximo, -"el barranco de Víznar, donde hay enterrados cerca de 3.000 fusilados", o al menos eso dicen, porque lo mismo se ponen a rebuscar y tampoco se encuentra ni resto-; que si en el mismísimo Valle de los Caídos, "junto al verdugo", dicen los hijoputas de El País.
El investigador Miguel Caballero, por su parte -lo sigue citando El País, no me lo invento- concluye que "el asesinato de Lorca se debió a rencillas familiares", tras pesquisas que se remontan al siglo XVIII.
Más posible parece esto, que afirmar, -como los cabrones de El País- que Franco, que bastante tenía con mandar el avance de las Columnas del Sur corriendo a gorrazos a los republicanitos lorquianos, se entretuvo en buscar a un escritor al que brindaban protección unos falangistas de pro.
Pero esto son divagaciones, y lo que me importa resaltar es que, tras 47 días de búsqueda exhaustiva, un equipo de arqueólogos no ha hallado ni rastro -no ya de los cadáveres- sino de la fosa y de cualquier signo de enterramiento.
A ver si la mayoría de las fosas van a ser como esta, o como aquella otra donde se encontraron, efectivamente, cadáveres; pero cadáveres con insignias de los dos ejércitos -nacionales y rojos- mezclados, y todos ellos con -según informe forense- heridas típicas de guerra y en ningún caso demostrativas de fusilamiento.
Si no fuera así, ¿por qué se muestran tan reticentes los rojos actuales a abrir cada fosa, fosuela y fosilla que los "Manolo el comunista" señalan?

domingo, 20 de diciembre de 2009

SOBRE LOS SONDEOS.


Los que avanzan las intenciones de voto, que cada poco tiempo nos traen a los medios de comunicación. Hoy es concretamente el presentado por Antena3 TV, que -según costumbre- hará muy felices a los fanáticos del PP.
Los hará muy felices porque presenta una ventaja de su partido sobre el PZ (partido de Zapatero), de más de cinco puntos.
Los hará felicísimos, siempre que no se paren a pensar que su propio chiringuito PijoProgresista apenas recoge 1,2 puntos de intención de voto. Porque con la que está cayendo -con la que lleva años cayendo-, resulta que el PSOE desciende 8 puntos justos; pero de esos ocho puntos, el PP sólo rebaña poco más de uno.
Lejos de alegrarme, si yo fuese pepero me preocuparía mucho.

sábado, 19 de diciembre de 2009

SOBRE UNA FELICITACION.

Procedente de mi camarada Rafa España, me llega una felicitación navideña preciosa, en el tradicional formato PPS que, para podérselo trasladar a ustedes, he transformado en video. También, quien lo desee -y como es habitual-, puede descargarse el original PPS en este enlace.

viernes, 18 de diciembre de 2009

SOBRE UN CURIOSO VIDEO

Curioso y clarificador vídeo que me envían, con el comentario de "... y se quedan tan anchos".
Pues si: tan anchos y tan convencidos. Porque tienen razón y lo saben. Tienen razón en que ellos -los musulmanes- tienen fe, y los teóricamente católicos o cristianos no la tenemos ya. Tienen razón en que ellos están seguros y no ceden en sus seguridades por una chorrada de pijoprogresismo tolerante y bobo. Y, por lo tanto, tienen razón en que su religión musulmana será la única dentro de unas décadas, si es que el plazo da para tanto.
Y tienen razón en que, pensándose en posesión de la verdad, no pueden permitir que otros prediquen lo que para ellos es falso. Y, o aprendemos y correspondemos en la justa medida, o ya nos podemos ir comprando la chilaba y los zaragüelles -de moda, por cierto, esta temporada, y se pensarán que es el último berrido de la modernidad las imbéciles que los usan-, o podemos irnos dando por carne de perro infiel, decapitable a la mayor gloria de Alá y en merecimiento de las huríes.

SOBRE LA POLITIZACIÓN DE LA INEFICACIA.

Cuenta 20 Minutos -edición papel de Madrid, pág 2- que la sanidad madrileña es de las más denunciadas en España. Cuenta una serie de casos de negligencia -de los que ya dieron cuenta en su día los periódicos, radios y televisiones-, y recoge las principales quejas de los pacientes, entre las que figuran en lugar destacado las pocas ambulancias y la lentitud de este servicio.
Y doña Esperanza Aguirre comunica -ante la memoria presentada por una asociación privada denominada El Defensor del Paciente- que no le sorprende porque dicha asociación está "muy próxima" a un partido político.
Esta declaración -y usted, señora Aguirre, dispense la forma de señalar- es de un cinismo atroz. Y le cuento los porqués:
 
- Paciente de 92 años; fisura en un hueso del pié; hora y media esperando la ambulancia para el hospital; atención en urgencias inmediata y correctísima en cuanto a las pruebas y el escayolado correspondiente; cinco horas esperando ambulancia para el retorno a domicilio.
- Paciente de 92 años que, a consecuencia de demencia vascular, sufre ataques epilépticos esporádicos. Comienzo del ataque a las 21 horas, y llamada a urgencias inmediata. Llegada de médico a las 23 horas, que recomienda traslado a hospital. Llegada de ambulancia a la 1 del -ya- día siguiente.
- Paciente de 93 años, con ataque de demencia vascular grave, lo que implica violencia extrema, agresiones, intentos de suicidio... Llamada a urgencias a las 15 horas. Llegada de médico a las 17 horas. Llegada de ambulancia -pedida por el médico a las 17,15- a las 19 horas.
- Paciente de 89 años, inflamación de rodilla que impide movimiento. Llamada a urgencias a las 9 horas. Llegada de médico a las 10 horas. Llegada de ambulancia a las 10,30. Ingreso en urgencias a las 11 horas. Atención médica a las 12,30 horas. Pruebas, espera de resultados y actuación correspondiente, hasta las 17 horas. Espera de ambulancia para regreso a domicilio hasta las 18,30 horas.
 
Y esto, señora Aguirre, no son manipulaciones informativas de ninguna asociación contraria a su partido, sino cosas ocurridas entre los años 2008 y 2009, en mi entorno familiar. Tampoco son cosas que me invente ahora para escribir este artículo, y si lo considera necesario hay varios testigos de que ya lo comenté, cada cosa en su día, entre amigos y camaradas.
En suma, señora Aguirre, bájese del pedestal donde su soberbia la ha colgado; deje de atrincherarse en que toda crítica es política, y entérese de lo que pasa en el mundo, fuera de la política. Es decir: en el mundo de los que pagamos su sueldo, ese que ya quisiéramos muchos, aunque a usted no le llegue a fin de mes.
 

martes, 15 de diciembre de 2009

SOBRE LAS "MANIFESTACIONES CON DIETAS".

Que, según cuenta Público, es como definió un tal José Antonio Ovies, currito de Telemadrid, la manifestación de los sindicatos del pasado sábado.
Parece ser que los desplazados traían -amén del viaje pagado- una pequeña gratificación a modo de media dieta, para poder almorzar en Madrid.
Cada cosa lo que sea, creo que los sindicatos tienen perfecto derecho a poner autobuses, trenes, o taxis si les cuadra, para traer a sus afiliados a manifestarse. ¿No trae a los suyos el PP cuando -cada dos o tres siglos- se decide a salir a la calle? ¿No los traen las diversas asociaciones que convocan manifestaciones por una u otra causa? ¿No se extasiaba Telemadrid recontando los autocares que habían venido a la última manifestación contra el aborto? ¿Por qué va a ser malo ahora, si no lo fué antes?
Otra cosa -que no es cuestión de este momento- es de dónde salen los cuartos sindicales. Y otra cosa, aún más diferente, es si fué el Gobierno quien facilitó de alguna forma los trenes y autobuses, porque entonces entraríamos en aquello de los sindicatos como organización del Estado, y cauce de participación en las tareas de gobierno, y acaso por ahí podríamos empezar a entendernos.
Y otra cosa, aún más diferente, es que la presencia en esta manifestación sindical fuera más o menos ridícula, asunto que no comento porque no tengo datos, aunque la situación -si los trabajadores creyeran en estos sindicatos- es para que saliese multitudinaria. De verdad, no de panfleto.
Pero mi comentario no va referido a esto -que tampoco viene mal- sino a las alusiones de ese señor Ovies, al que tengo el gusto de desconocer profundamente. Señor -señorito, más bien- que se permitió comparar esta manifestación y el -a su juicio- escándalo de que los sindicalistas fueran traídos gratis y a comida pagada, con -dice- el turismo de manifestantes, como en los viejos tiempos de la dictadura.
Y añade: Eran manifestantes en apoyo del dictador Franco. A la gente, decían, le atraían de forma gratuita desde diversos puntos de la geografía española y, además, con bocadillo incluido.
Este tal Ovies -que no es un señor, sino un monicaco de los que siguen viviendo contra Franco- es un chulo que piensa que le van a perdonar que se meta con el PSOE por mentir sobre el Generalísimo. Porque, en principio -ese decían declara que extiende un rumor no confirmado- propala bulos a sabiendas. No sabe si a la gente que venía a las manifestaciones de Franco la traían o no; no sabe si les daban bocadillo o no: decían que si, esa es la comprobación que hace el Ovies.
Pero mire usted, individuo Ovies: cuando en época de Franco venían trabajadores -porque todos estaban en el Sindicato gratuitamente- no venían a manifestarse en la Plaza de Oriente; venían a las demostraciones sindicales que se efectuaban -generalmente en el Santiago Bernabéu- de distintos ejercicios gimnásticos. Porque entonces los sindicatos -el Sindicato- se ocupaban del bienestar del trabajador en todos los aspectos, no sólo en el de liberar a los paniaguados.
Lógicamente, a los trabajadores que participaban en los ejercicios, o los que los acompañaban, los traerían gratis. Porque venían a hacer una labor -un trabajo- en un acto oficial. Lógicamente, les darían de comer, porque no les iban a tener en ayunas. Venían -salvando las distancias- como vienen las tropas de La Legión, de los Regulares, de la Infantería de Marina, de la AGM, a desfilar en Madrid o en la provincia donde tengan a bien hacerlo. Venían -salvando las cuantías- como vienen y van ahora los carguillos de cualquier administración, a viaje y comida y alojamiento pagado. Y no en clase turista, restaurantes económicos, y pensiones baratas, que esas se quedan para los funcionarios de filas.
Venían -salvando la utilidad social de sus deplazamientos- en mucho peores condiciones que el señor Gay-ardón ha llevado a varios centenares de enchufados a la mamarrachada esa de la Olimpiada que se fué a Brasil, pero que a los madrileños nos ha costado, solo en despilfarro, el importe de un vuelo privado para doscientas o trescientas personas, y el correspondiente alojamiento y manutención. Y ello, sólo de invitados especiales.
Esto, si hablamos de trabajadores y sindicatos. Que además, por mucho que se lo invente el fulano Ovies, no venían a manifestaciones como tales trabajadores y sindicalistas, sino como españoles y punto.
A las manifestaciones si venían los españoles a los que les daba la real gana decir -por ejemplo- que Si ellos tienen ONU, nosotros tenemos dos. No estuve en ninguna de entonces, así es que ignoro si había bocadillos o no. El tragaldabas Ovies -porque hay que ser un tragón y un gilipollas para pegarse una paliza así sólo por un bocadillo- que acaso si estuviera en alguna, podría afirmarlo. Pero no; se queda en un decían.
También decían que en las manifestaciones en la Plaza de Oriente -ya muerto Franco aunque Garzón no se hubiese enterado- daban bocadillos. Y esto si que lo puedo negar taxativamente. Ni en las concentraciones de la Plaza de Oriente, ni en las manifestaciones hasta la Plaza de San Juan de la Cruz -donde estaba la estatua ilegalmente retirada, esto es, robada, de Franco- he visto jamás repartir un bocadillo de la organización. Acaso algunos de los que estábamos allí desde las 8 o las 9 de la mañana se lo llevara de casa, o lo comprara en cualquier bar; quizá en el bar de la Hermandad de Caballeros Legionarios, tan próxima a la Plaza de Oriente, en la calle San Nicolás si no mal recuerdo.
Y acaso lo decían -decían que daban bocadillos en las manifestaciones de apoyo a Franco- porque hubiese algún puesto de la Cruz Roja, o de la Intendencia militar, o de la Sección Femenina, presto a socorrer posibles soponcios con atención médica, y agua, y municionamiento alimenticio.
Como ahora en cualquier acto público, cuatezón Ovies.

SOBRE LOS SEPARATISTAS CATALANES A LA GREÑA.

Porque tras el desastre participativo en las ilegales e irracionales cuchipandas urniles del pasado domingo, cuando unos cuantos hijos de padre y madre desconocidos decidieron preguntar a los cretinos si querían trucidar a España, y hundir a Cataluña en la miseria arrojándola por el sumidero de la Historia, ahora empiezan las puñaladas buscando cabezas de turco.
En suma, que unos señores llamados López Tena, Mora, Carretero, Martínez, entre otros apellidos igualmente catalanes, se tiran los trastos a la cabeza, acusando a los demás de lo mismo que, probablemente, ellos están dispuestos a hacer, culpándose entre sí de haber organizado mal el putiferio separatista.
Pero lo realmente significativo es lo declarado por el ministro Chaves, acerca de que la participación muy minoritaria demuestra que la mayoría de la ciudadanía se ha mantenido al márgen. Y el secretario de organización del PSC, José Zaragoza, se ha descolgado diciendo que sólo han votado uno de cada cuatro personas convocadas en las urnas.
Bien, señor Chaves, señor Zaragoza: más o menos, la misma participación con que aprobaron ustedes el Estatuto vigente ¿no?. Pues entonces sólo hay dos opciones: o la ínfima participación invalida la consulta, en cuyo caso el referido Estatuto no debe ser válido, o la baja participación no es dato invalidatorio, en cuyo caso no pueden ustedes decir que no pasa nada.

domingo, 13 de diciembre de 2009

SOBRE LA "GITANOFOBIA" DE FRANCO.

Porque el número de tontos es infinito, pero parece que se ha concentrado la inmensa mayoría en este país nuestro, cada vez menos España, porque en España los tontos nunca han abundado salvo orígen extranjero, preferentemente francés, y quien vea en esto una alusión a la prole de Luis XIV no andará muy descaminado.
Pero ahora, no es que no quepa un tonto más; es que tenemos para exportar y equilibrar la balanza de pagos. Por ejemplo, -lo cuenta el panfleto Público, que vive cojonudamente contra Franco- el diputado socialista José Vicente Muñoz, encargado de pergeñar una declaración para que la Cámara Baja pida perdón al pueblo gitano por "todas las situaciones de maltrato, discriminación y vulneración que han sufrido históricamente en España y que fueron causadas por "leyes racistas". Leyes -ojo- dictadas entre 1499 y 1783, problema de feroz actualidad.
Pero también -evidentemente- de la época de Franco, cuando -dice el gilipollas citado- se intensificó la política de intolerancia para con el pueblo gitano, y se les aplica "de forma singular" la Ley de Peligrosidad Social.
Incuestionable racismo, xenofobia, intolerancia, la de aplicar la Ley a quien lo merezca. No como ahora, que basta ser gitano, negro, amarillo -discriminación por razón de raza-; que basta ser ecuatoriano, colombiano, rumano -discriminación por razón de orígen-; que basta ser mujer, tortillera, marica, plumipescadero -discriminación por razón de sexo- para estar exento del cumplimiento de la Ley.
Incuestionable racismo y xenofobia del franquismo, que si un gitano delinquía lo entrullaba. Y que si un gitano vivía en paz con los demás, trabajaba decentemente, respetaba las leyes y respetaba a sus semejantes, le discriminaba no haciéndole más caso que a cualquier otro español. Esto es: dándole todas las ventajas de un Estado social de derecho, y no prohibiéndole absolutamente nada.
Y esto lo he visto personalmente.

viernes, 11 de diciembre de 2009

SOBRE EL SEPARATISMO DEL F.C. BARCELONA.

Que no viene de ahora, ni mucho menos, y ya el maestro Rafael García Serrano nos desjarretaba de risa a cuenta del mescunclú allá por 1974, lo cual debe ser tenido en cuenta para juzgar la actual sorpresa de los aficionados barcelonistas de otras regiones.
 
El F.C. Barcelona ha sido separatista institucionalmente desde que se tuvieron que inventar aquello de que el Real Madrid era el equipo del Régimen para justificar sus derrotas, pero ahora lo es a cara descubierta y calzón quitado. Para no dejarme mentir, aquí tienen las noticias que publica la prensa:
 
 
 
Josep Guardiola ha defendido en Kiev, en la rueda de prensa posterior al partido entre el Dinamo y el Barcelona, el uso del catalán en sus comparecencias públicas. Un periodista ucraniano le ha preguntado por qué utilizaban el catalán cuando sólo los enviados especiales de Cataluña le entendían y el traductor no podía intervenir.
 
Guardiola ha contestado que "es nuestra lengua. Somos un país con lengua propia y cuando salimos, los que la utilizamos, la hablamos".
 
* * *

Cierto es que -como he leído en algún comentario en el mismo periódico- la RAE admite como definición de la palabra país las de nación, región, provincia o territorio. En este sentido de provincia o territorio, más generalmente comarca, existen multitud de ejemplos en la literatura, preferentemente decimonónica, que aluden con frecuencia a las gentes del país, el paisaje del país, los productos del país, las costumbres del país...
 
Pero en sentido político, y con la que está cayendo, nadie en su sano juicio -y por muy forofo extracatalán del FC Barcelona que sea- puede negar un declaración separatista en las palabras del señor Guardiola.
 
 
* * *
 
 
El Barsa lidera los referéndum secesionistas del domingo ante los que se ha convocado una manifestación
 
 
* * *

Noticia que no necesita interpretación ni comentario, porque esta resulta de una claridad diáfana. Lo que si requiere comentario, es lo que podemos hacer al respecto.
 
Y lo que podemos hacer es -sin pretensión de exhaustividad- dejar de asistir a los campos de fútbol cuando juegue el FC Bacelona fuera de su estadio, y dejar de ver los partidos del FC Barcelona en televisión, sea en abierto o -mejor aún- en los canales de pago, y no comprar un partido de los de pago por visión ni de broma.
 
Cosas perfectamente realizables para los aficionados al fútbol que no sean barcelonistas acérrimos, e incluso para los aficionados y socios barcelonistas que deseen que su club sea una sociedad deportiva y no una plataforma política para el señor Laporta; el cual utiliza el nombre -y tal vez los medios- del club para una finalidad distinta a la que corresponde.
 
Incluso -piénsenlo- a los socios y aficionados barcelonistas no les interesa -ni deportiva ni económicamente- la secesión de Cataluña. Porque su club tendría casi garantizado el campeonato de liga de su país -algo más difícil si llegan a anexionarse Valencia y Baleares-, y prácticamente segura la participación en competiciones europeas, sí; pero ¿a quién le iba a interesar una liga así, y qué televisiones pagarían millonadas por un Barcelona-Mataró?
 
Pues eso: a quien su forofismo se lo permita, que no vea un solo partido del F.C. Barcelona mientras sea mescunclú.
 
 
  

jueves, 10 de diciembre de 2009

SOBRE LOS "MENSAJES ECOLOGICOS".

Los que -cuenta 20 Minutos, edición papel de Madrid del 9/12, pág. 2- recibirán los funcionarios del Ayuntamiento de Madrid cuando usen el ordenador.
El invento consiste en sustituir los salvapantallas por mensajes a favor del ahorro de energía. Y ello demuestra que ecología de los mandamases consiste en dar que hablar, en hacerse fotos y en hacer el tonto, sin tener idea de nada, como suelen.
Porque cualquiera que use un ordenador sabe que el mejor salvapantallas para ahorra energía es dejar la pantalla en negro y sanseacabó. Y, si el ordenador está ejecutando una tarea larga y que impide usarlo en otro trabajo, apagar el monitor, que para eso se hicieron los interruptores.
Pero, evidentemente, los gilipollas que han llegado a este acuerdo y a tal conclusión, jamás han trabajado con un ordenador.
Ni con nada.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

DISOLVER AL PUEBLO.

DISOLVER AL PUEBLO

Hay pueblos que se disolvieron en la historia. Algunos extinguidos como el pájaro Dodo, a tiros, y sólo presentes en películas, como los Mohicanos que, por otro lado, no existieron hasta don Fenimoore, que los hizo víctimas de los Hurones, gente afrancesada y también disuelta por la lluviosa historia.
A otros se los llevaron al río creyendo que eran mozuelos, como el caso de los Egipcios. Los que quedan se llaman coptos y, para su desdicha, son cristianos, mal asunto en estos tiempos y a un tiro de piedra de Israel y en pleno Islam. El caso es que el pueblo egipcio, semita como el babilonio, acabó en cuanto sus reyes faraones fueron extranjeros y nada semitas, como los persas y, luego, los griegos del General Ptolomeo y los romanos de Augusto.
Como no diría el poeta Bernardo, “sí puede esclavo ser pueblo que se deja morir.” ¿Qué les pasó a los Hititas, que hablaban en Indoeuropeo y escribían en Cuneiforme? Los andan desenterrando aún en Chatal Huyuk, lugar de Anatolia donde se han creído la Alianza de Civilizaciones, aunque haya que excavarlas.
Los Hititas tuvieron reyes formidables, como Subiluliuma, pero, pocas generaciones después, cayeron en guerra civil, ardió su capital y lo último que se supo históricamente fue que recogieron lo que no había quemado y echaron hacia el norte, hacia donde los escitas corrían a caballo rebanando cuellos. Y eso que los hititas, tíos disciplinados, habían inventado el hierro. O sea, la guerra en serio, de verdad. Pero así y todo se disolvieron en la historia.
No es sensato creer que los gobiernos caen pero los pueblos aprietan los dientes y aguantan las generaciones que sean menester. Véase que Herodoto situaba en el Norte de África a los pigmeos que ahora viven muy al sur, en el Kalahari, y suelen robar los huevos a las avestruces. Pero en tiempos de Herodoto se dedicaron a capturar a los nasamones y llevárselos a pantanos.
Ni que decir tiene que los nasamones no existen ya, ni tampoco los pigmeos por encima del Trópico de Cáncer. La Historia, a veces comparada con un río humano, se lo lleva todo y, en ocasiones lo deja bajo varios metros de légamo. Cosa lógica porque de barro nos hicieron y, mezclados con él, desaparecemos a favor de las tierras de regadío.
¿Y qué fue de los cretenses, o sea, de los que hablaban en el llamado “lineal A”, que nadie ha traducido aún? ¿Y de los Tartesos que usaban un alfabeto que se pronuncia pero no se comprende? ¿Y de los Etruscos, que tenían “lucumones” cuyo ejemplar más famoso fue Porsena, que no quiso destruir Roma?
Todo disuelto. La misma Democracia Ateniense, como un azucarillo, primero en el oleaje espartano y luego en la tempestad romana, hasta que Byron acudió a luchar por la independencia helena y los soldados británicos aprovecharon para llevarse los mármoles del Partenón.
No hay que esforzarse más en demostrar que los pueblos, por brillantes que hayan sido, se disuelven y la historia se los quita de encima con un rabotazo. ¿Por manifiestamente inútiles? Quizá, porque no hay constancia de que un pueblo, por sí mismo, haya entendido nada de sus destinos históricos. Esa es cosa de políticos. Pero los políticos se ven sometidos al pueblo que no suele saber adónde va ni mucho menos de donde viene. El pueblo sólo cree que está ahí y que, para seguir en ese nicho ecológico, no tiene más que votar de tanto en tanto.
Y esto es culpa de Washington y, más, de Jefferson, el que nos guindó la Luisiana y falsificaba nuestros doblones. El uno Irlandés y el otro de origen cananeo, o sea, americanos puros. ¿Por qué, podría preguntarse? Bien sencillo: porque copiaron a su aire –aire escocés por cierto- la democracia de Pericles que, como todos sabemos murió de peste, o sea, de que demasiado “pueblo” se refugió tras las nuevas murallas y disolvió eso que Churchill llamó “el peor sistema del mundo si se exceptúan los demás.” Churchill, nada menos, famoso por haberse pasado la Segunda Guerra Mundial en pijama.
Lo copiaron de tal modo que, si un partido gobernante no conseguía mayoría para una ley, su obligación era disolver el gobierno e ir a nuevas elecciones. En la copia cuidaron de que no hubiera cargos por sorteo. Pero eran tiempos del Siglo XVIII; se imaginaban que estaban a punto de hallar la razón de todas las cosas y, por lo tanto, de hacer un mundo nuevo, algo inmundo, organizado por la razón en la que ellos creían, por ejemplo que nos crearon en el Año 4004 antes de Jesucristo. Y ni siquiera con Big Bang.
Como la gran excusa de la burguesía ascendente –y esclavista- era gobernar en nombre del pueblo que los elegía en voto libre, no vieron lo que podía llegar a ser en cuanto el derecho del voto fuera universal y no para los propietarios. O sea, por donde íbamos: si los diputados, en bandadas de partidos, pierden la mayoría y los gobernantes lo que llaman “la confianza del pueblo”, la democracia no zapatera tiene la costumbre de disolver el parlamento y correr a arrancar nuevos votos al elector que tenga los papeles en regla.
Esta costumbre da mucho trabajo y sale cara, es antigua y, además, retrasa algunos proyectos de la minoría, que tiene el feo vicio de usar la democracia para hacer negocios que no siempre facilitan la convivencia, como, por ejemplo, no llegar a fin de mes. Los griegos atenienses sabían que en los negocios públicos, había diputados de los de entonces que tampoco se ocupaban de los asuntos de la ciudad sino de los suyos particulares: la codicia como vieja condición humana. Los griegos llamaban a semejantes cargos “idiotas” (de “idios”) o sea los que se preocupaban sólo de sus propios asuntos.
Las democracia modernas han abundado también en “idiotas” y así es, a veces, que no hay nada donde debía ir una autopista, o que el dinero de todos va a los bancos como puro mecanismo de salvación de la Patria. Pero no siempre es fácil explicar cosas así a los ciudadanos, que a veces se vuelven hostiles y es cuando hay que disolver y acudir a las urnas.
El Presidente Zapatero, entre dar nuestro dinero a los ricos, enviar tropas a una guerra cuando lo suyo iba a ser sacarlas de otra, hacer de sacamuertos de Obama, el norteamericano de los labios morados, no abrir las puertas de la recuperación económica y pretender ahora cerrar sitios de Internet, se aproxima al momento ese de tener que disolver y dejar que otros lean sus cuentos, o sea, las Cuentas del Gran Capitán. No puede ya mentir mucho más sin que revienten las calderas.
Por eso se le estará a punto de ocurrir una idea que se le sirve aquí gratis pero que no deben registrar los de la sociedad de autores, no fastidien: Nada de disolver el Parlamento, que ya todos se conocen y están a gusto. Lo que se impone es disolver al pueblo. Por decreto ley, desde luego. No en vano son los “representantes” de ese pueblo los que no se ponen de acuerdo, luego el pueblo es responsable por completo. Robespierre no dudaría.
Por ejemplo menor, ya sucedido algo en secreto, disolver y decir en región a propósito: En las próximas elecciones ya no seréis nación Española sino catalana. Queda disuelto el pueblo español que no nos ha resultado nada dócil. Sois otros pero nos podéis votar a los mismos.
Un perfeccionamiento necesario de la democracia en estos día maltusianos: atropellar a los más en beneficio de los menos que es, más o menos, lo que hacía el bruto de Nabopolasar, o el sofisticado Calígula, el botitas.

Arturo ROBSY

domingo, 6 de diciembre de 2009

SOBRE HOY Y SOBRE PASADO MAÑANA.

Hoy, que es 6 de diciembre, lo cual suele ocurrir cada año por estas mismas fechas.
Hoy, que conmemoran los que no tiene mejor cosa que celebrar, los 31 años de Constitución, cosa que suele variar cada cierto tiempo, porque en España ya llevamos padecidas unas cuantas. Y lo que te rondaré, morena.
Constitución que traigo a este diario con un único motivo, que es el de decir que me importa tres pimientos, dado que el Gobierno, la oposición, los políticos diversos -aunque iguales-, la prensa, y los Tribunales, se la pasan por el refajo. Cada cual -imagino- por el suyo, aunque no es de descartar que lo hagan al tresbolillo.
Y pasado mañana, que es la fiesta, la que importa, la que significa algo y mucho: la fiesta de la Inmaculada Concepción, la Patrona de la Infantería.
Este año, por motivo de que mi ordenador va a pasar a la reserva, y mientras llega el nuevo, no odré hacer comentario adecuado en su día, de manera que -para que lo disfruten las gentes de bien, y para que se jodan los cretinos- mi homenaje a la Patrona será el fondo musical del Himno de Infantería hasta que pueda volver.

SOBRE LOS EMPUJONES.

Los que doña Aminatou Haidar dice -cuenta El Imparcial- que le está dando España, como cómplice de Marruecos, hacia la muerte.
Doña Aminatou Haidar es la señora saharaui -activista, la denominan- a la que Marruecos retiró el pasaporte y devolvió a Lanzarote, por cuyo motivo lleva tres semanas en huelga de hambre.
Doña Aminatou se queja de que España no le resuelva su situación, lo que -en su opinión- supone la vulneración de la "legalidad internacional, los derechos humanos", lo que evidencia el alto concepto en que la citada señora se tiene.
Y lleva razón al decir que el Gobierno español no sabe lo que hace, y se deja miccionar por el mojamé, y que sobre hacer de cortesana, pone el lecho.
Pero, señora Haidar, el Gobierno español le ha dado a usted todas las opciones posibles, y ninguna le ha resultado satisfactoria, luego España ha cumplido sobradamente con sus obligaciones legales y humanitarias. Lo que no puede hacer un Gobierno -ni siquiera este que soportamos- es provocar un conflicto internacional por el gusto de una persona. Por mucha razón que la persona tenga, que no se la niego.

sábado, 5 de diciembre de 2009

SOBRE LA RETIRADA DE CRUCIFIJOS.


Que, en proposición no de ley, aprobó la Comisión de Educación del Congreso instando al Gobierno a que se retiren los símbolos religiosos de los colegios.
Como ya se ha dicho todo lo posible sobre el significado no sólo religioso, sino cultural y civilizador del Crucifijo, no voy a insistir en ello.
Si voy, en cambio, a comentar que, si el Crucifijo debe ser retirado porque es un símbolo religioso que vulnera la Convención Europea de Derechos Humanos, y que debe quedar circunscrito -según doña Leire Pajín- a los templos, esa proposición no de Ley debería recoger igualmente la prohibición de llevar el consabido pañuelito islámico, igualmente signo religioso.
Por lo demás, toda polémica es inútil porque estos hideputas no tienen ideas, sino tópicos. Así es que, en justa compensación y aún a riesgo de que la ministra González Sinde me cierre este chiringuito, ahí va a permanecer la Cruz -la del Valle de los Caídos, por más jorobar- y hasta me planteo la mejor manera de -con mi escasa capacidad para ello- insertar en mi cabecera un Crucifijo que proclame por dónde me paso la citada prohibición.

viernes, 4 de diciembre de 2009

SOBRE LAS CONDENAS DE LOS HIDEPUTAS.

Lo de ser hijo de puta -según una sentencia de cierto juez argentino con, a qué negarlo, una miajita de guasa- es condición personal de cada uno, que -al no citarse como hijo de una puta- no ofende a la madre, sino que define directamente al interesado.
 
Lo cual se advierte a los efectos oportunos, a la hora de referirse a dos de los cinco hijos -el resto, posiblemente avergonzado de sus hermanos, no abrió la boca según las crónicas- del asesinado por ETA Inaxio (o sea, Ignacio) Uría.
 
Y lo cual se dice porque estos mindundis de hijoputez avanzada no tuvieron mejor ocurrencia que -dice El Imparcial- equiparar a ETA con Franco y los nazis.
 
De nazis deben entender mucho los hijos del asesinado -por ETA- Uría. Como peneuvistas -no comprendo por qué han matado a uno de los nuestros, dijo el cabrón Arzallus- saben muy bien lo que es argumentar con la raza, como sementales. O como perras.
 
De Franco, evidentemente, no saben nada, acaso porque papá Ignacio se hizo peneuvero cuando tocaron a mimetizarse contra los terroristas, que sólo cazaban españoles, y cuando hubo que hacerse amistades para conseguir contratos. Contratos que, a la postre, le costaron la vida por meterse a construir ferrocarriles de alta velocidad en Vascongadas, contra la opinión de los terroristas, de los asesinos y de los acojonados, que gustan de un paisillo de vacas lecheras, sin electricidad -recuérdese Lemóniz-, sin transportes, sin autopistas y sin vergüenza.
 
De Franco dicen los hijos del difunto Uría que utilizaba las pistolas y las bombas para conseguir sus objetivos, como ETA. Y esto lo dicen peneuveros que le reirían la gracia a Arzallus cuando comentó lo de mover el árbol y coger las nueces.
 
Qué pena, coño, que no sea verdad que Franco utilizara las pistolas y las bombas, y que los tiros en la nuca y los coches llenos de dinamita sean exclusivamente suyos, de ETA y de ustedes, los baskos, que se creen que tener idioma propio es escribir el español padre con faltas de ortografía. Qué pena que Franco no hiciera la limpieza que hubieran necesitado esas provincias vascongadas, adelantadas de España. Qué pena que no pasara por las armas a todos los traidores y sinvergüenzas, que les dejara vivir en paz y crear sus empresas, y ganar dinero con ellas.
 
Y, perdóneme Dios -que creo que lo hará, porque Dios es Misericordia, pero también Justicia- si digo algo que nunca pensé decir: que me alegro de que ETA le descerrajase un tiro, o los que fueran, al padre de estos hijos.

SOBRE LAS PROHIBICIONES DEL PP.

Las que el PP se pregunta si seguirán a la de los Crucifijos, y que -doña María Dolores de Cospedal mediante- se centran en si lo siguiente que se prohibirá será el belén o los Reyes Magos.



Pues mire usted, señora De Cospedal, la cabalgata de los Reyes Magos, en lo que pudiera aún quedarle de religioso y cultural, se la ha cargado este año -no diré que limpiamente, porque el fulano no tiene limpio ni el cristal de las gafas- su compañero de partido, Alberto Ruiz Gay-ardón que -informa El Nuevo Alcázar- ha decidido convertir la tradicional cabalgata de los Reyes Magos en un "Encuentro de las culturas por la paz", aprovechando el "Año Internacional de Acercamiento de las Culturas" impulsado por la ONU.


Y uno piensa, -porque no es del PP y puede hacerlo- que precisamente mantener la cabalgata como siempre, en su esticto sentido tradicional, sería la mejor manera de que se acercara a nuestra cultura quien lo hubiera menester.


Porque, por ejemplo, eso de que la cabalgata de Reyes sea abierta por una Dama de la Paz, tiene un tufillo que apesta a la diosa Razón de los revolucionarios franceses de 1789. Y --ojo, señor Gay-ardón--, ya se sabe cómo terminaron la mayoría de los revolucionarios del 89: poniendo la guinda, con la suya, al pastel de cabezas que habían cortado ellos antes.


También habrá una obra de teatro, en Cibeles, denominada el canto al hermano sol; pero lejos de su intención ser un recuerdo a San Francisco y sus hermanos lobos, sino que supone una invocación al solsticio de invierno.


Total, que también a esto el señor Gay-ardón llega irremediablemente tarde, porque celebrará el solsticio de invierno quince días después del acontecimiento astronómico, que ocurre en torno al 21 de diciembre, como todo el mundo culto sabe; y llega tarde a la llamada unión de culturas, cuando los países más serios, civilizados y democráticos -verbigracia Suiza- empiezan a marcar nuevamente el camino del futuro y de la supervivencia.


Así es que, doña María Dolores, pregunte usted -con todo derecho y razón, que lo uno no quita lo otro- si los sociatas van a eliminar las cabalgatas de Reyes; pero pregunte también en su propia casa, que vaya empanada que tienen ustedes.

jueves, 3 de diciembre de 2009

MEMORIA HISTORICA PARA COMPROBAR.

Como suelen ocurrir estas cosas; esto es, por correo electrónico, me ha llegado una presentación que -a mi modesto entender- refleja muy bien la feroz dictadura franquista.
Como no soy capaz de ponerla en este diario en formato "pps", he sacado las imágenes más llamativas para hacer con ellas un video compatible con la reproducción en el blog. He retirado algunas fotos originales, las que muestran a personas famosas de la época, porque ver felices y contentos a los duques de Alba, a Dalí, o a Lola Flores no resulta significativo. He dejado la de Ana Belén, que en aquellos tiempos merecía la pena ser vista -y no recataba la ocasión de serlo-, aunque al confesarse roja se desmejoró mucho y rápidamente, como procede, porque el comunismo es un oxidante atroz.
Imagino que al autor no le importará, puesto que distribuye su trabajo libremente; pero, para que nadie piense que manipulo nada, o que me atribuyo méritos que no son míos, aquí pueden ustedes descargarse la presentación completa e integra, tal como me ha llegado.
Cabe observar en estas fotos el pánico que reflejan todas las caras; el horror de cada mirada; la lobreguez y tristeza de todas las personas. Las calles vacías; las fiestas sin casi gente, y la poca que hay obligada a asistir a punta de bayoneta.
Páramo cultural, porque no había bibliotecas y si ya existían los bibliobuses era para los señoritos y para engañar a los extranjeros; páramo deportivo, sin un triunfo que celebrar -ni siquiera bajo amenazas-, y sin un lugar donde darse un baño, como demuestran varias fotos. Incluso en El Pardo, ya ven ustedes.
Tristeza, desolación, angustia, vacío, pánico, terror, violencia... Pasen y vean.
Zapatero, al fondo a la izquierda. Junto a las moscas.

domingo, 29 de noviembre de 2009

NO SON INSULTOS ZAPATEROS.

Ya se lo he dicho a él, pero es justo que, ya que me aprovecho del ingenio de mi camarada Arturo para engalanar este diario, lo sepan ustedes. Me refiero al comentario que me merece este artículo suyo y que, puestos a hablar en román paladino, en una palabra se condensa: cojonudo.

* * *

(Se advierte que esto se escribe repleto de espíritu jocundo, ojo; o sea, "animus jocandi")

PROFECÍA Y LLANTO QUE SE HIZO SOBRE UN ZAPATERO EN ESTA TIERRA DE POBRES PERO HERRUMBROSOS: ESPAÑA, ÓXIDO DE LA RAZÓN, ROBÍN DEL ÁNIMO. FLOR DE LA IRA.

Te veo y no respondo del pensamiento. Se comprime la emoción en palabra prohibida y la razón vacila al hilo de tu talento al aplicar el ronzal. Nada que pienses es nuevo; nada que digas es cierto y sin embargo te siguen las majadas aunque la nada que presides es sólo desacierto, pastel con velas francesas y mechas rusas, con stalags alemanes y con moscas de Marruecos.
Amigo de mojamés, salpicón de progresismos, sonrisa de banda ancha, intérprete de los muertos; Lenin de las nostalgias, Stalin de monumentos; colofón de lo incierto, mano de algodón, Estado de izquierdo.
Así es el zapatero que quisiera remendar entuertos con la voz y el ensueño.
Lego de todas las ciencias, taleguilla sin bultos, riñones evanescentes, capador de monumentos, tragaldabas de recuerdos, historiador de camelos, bélico a tiempos muertos, profeta de pasados secos, futuro de malos momentos. Y más se dice: palabra serpenteante, culebra de las ideas, víbora de salón, bífido del entendimiento. En fin: colibrí de rosa en puño y trasunto de puño en rostro.
Haces zapatos de Esparto mientras te pones las botas y gastas palabras necias para ocultar los secretos. Paladín de Azaña, monohuevo de Indalecio, Caballero del espejo, píldora de Negrín, habichuela de telediario, altramuz de sabios.
En verdad, en verdad te digo que este no será tu tiempo ni serán estas tus glorias, reciedumbre de feminista, alcahuete de bardajes, azote de obispos quietos, cilicio de oposiciones, tábano equivocado, arbitrista sin arbitrio, diente de tiburón cobarde, colador sin manda, cigarrillo canceroso, átomo de pago. Tentetieso de Europa, latino de Estados Unidos, fantasía del desierto, próstata de Rubalcaba, buitre negro del cielo.
En verdad, en verdad te digo que este no será tu tiempo, buitre negro del cielo, astro del anochecer, medialma izquierda, cuerno de Venus, polisón de España, semita de ocasión, moro de alma: te prometo que tus jefes devorarán tu cerebro.
En verdad te acierto, soledad de pedo, regüeldo de felípez, purines de populacho, pancarta en extranjero. Eres vencedor de muertos, chupador de tuétanos, penco sin jinete, bocado sin rienda, estribo de otros, tanque de hojalata, escopeta sin calibre, cartucho de Asmodeo. Boina sin capillo, barriga sin faja, asta sin bandera, grímpola sin viento, pendón sin nava, cabeza arbolada, fragata sin trapo. Así por el mundo vas, rictus de la comedia, alquitara del desprecio, Barcelona de Castilla, pintura de Quinta del Sordo. Cabrío de aquelarre, inquisición ferviente, Adriano sin imperio, monicongo cervantino, Urganda en prosa, Fausto mal vendido. Motor inmóvil del odio, abogado de imposibles, micer corniveleto.
Este no será tu tiempo. Los amos te comerán los sesos.
Serás siempre bombilla de veinticinco, Caronte del Retiro, Cibeles en coche blindado, tabla de la ley de piedra, trasgo de agujero, encantador de sierpes, maestro de cucarachas, diálogo de lombrices, úvula para albórbola, diabetes de la gracia, escarabajo de congreso, escorpión prefabricado, cabeceo de marmota, ala de murciélago, lirón de toda España, nana de las miserias, punto suspensivo, suspensorio del progreso, sida de condón.
No será este tu tiempo. Lo dicen los astros viejos y lo callan los artículos. De tus sesos comerán los que hoy los reverencian.
Sigue, pues, Bramaputra del Ebro, trasvase de gelatina, meandro de intenciones, gallo de veleta, codorniz de granja, avestruz con miedo, lentilla de topo, calva de Patria, claque de separatista, intelecto de goma, pensador recauchutado, profesional del morro y morra del Estado.
De tus sesos se hará escarmiento y este no será tu tiempo ni aún tu telediario.
Se a gusto museo de telarañas, exhibición de cangrejos, centollo de mar revuelta, pinza de bogavante, discurso de mejillón, músculo de musaraña, hoja de parra, pámpano de las vergüenzas. Dícete inventor de España, comunidad de obesos, morbidez del adjetivo, circunstancia del empleo. Doctor de la desiglesia, comunión del laico, confesión del mudo, bautismo de morángano, conversión de ateo. Hético de la política, carminativo del adverbio, grano de escroto, malabar reciclado, sombra sin hombre, volatín congelado, rabo de mofeta, toesa de los avances, pulgada de alto vuelo, milímetro de la cultura, micra de Herodoto, quark de jefe de Estado; boca sin jabón, albedrío con amo, vino en odre nuevo, cuento de Kafka, novela de Dostoievski, verso de Neruda, sílaba de Arthur Miller, letra japonesa, acento circunflejo, futuro imperfecto, adverbio de modo, doble acusativo, verbo polirrizo, aborto de Pericles, diana de Aristófanes, rabo de verraco, tapiz de Penélope, estornudo de Chirac, moco de gabacho, sopa boba del talento, don Gil de las calzas verdes, septicemia del honor, tránsfuga del universo.
Estos no serán ni tu mundo ni tu tiempo.
Vístete de ecologista y defiende a los pingüinos, de espera de El Capital, de cromosoma de la guerra. Progeria de España, catafalco del euro, villancico ante las sangres, chachachá de cementerio, carbunclo de los rebaños, esterilla de los bancos, horizonte de los bizcos, envidia de los disléxicos, sífilis de tolerancia, anemia férrica del ánimo.
Este no será tu éxito.
Cronoangustia del pan, justicia de paniaguados, sacamuertos de congreso, sustento de catalanes, auditorio de vascos, aplauso de mancos, cabriola de cojos, Putin de los chechenos, metro de Nueva York, desaladora de idiomas, cántico de chorlito, trasbordador de chollos, grito de repetición, escuerzo de los trasvases, Josafat sin resurrección, lotófago consciente, holocausto del nonato, entorchado de portero, baldón de la pasamanería, barro de zahúrda, autopista de pago.
En verdad, en verdad te digo, que has vendido tu tiempo:
Jefe de bucos, presidente de bolsín, lata de bocarte, bacalao falsificado, angula de fletán, espíritu de bodegón, bochín de la inteligencia, carcajada de hiena, lágrima de cocodrilo. Felipe sin morro.
En verdad, en verdad te digo, en esta tierra de pobres herrumbrosos y pensamientos claros, que eres boira de España, nieve del corazón, yo revirado, emulación de hombre, cibercapullo agnóstico, paisano buchipluma, Monopanto de Quevedo.
La mentira de alas negras no te llevará lejos..
Esta será tu herrumbre mas éste no será tu tiempo.

Arturo Robsy

sábado, 28 de noviembre de 2009

YO TENÍA UN CAMARADA

YO TENÍA UN CAMARADA

Azul luz de la Polar,
era José Antonio nuestro:
la tierra no le apagaba
la lumbre del hombre eterno
mientras el sol ascendía
por el turbio firmamento.
Hermano del Sol en alto,
era José Antonio nuestro.

Un hombre sólo y el mundo
girando en el universo;
La muerte lo coronaba
con las luces de los tiempos.
Luz enfrentada a la noche
y aquel corazón, eterno
en la brisa que lloraba
corriendo por los senderos,
mientras el mar bautizaba,
desde la espuma, los sueños.

Heredamos la tormenta
de aquellos fusiles negros.
Cuando el sol amanecía
cortando el mar con espejos,
espigas de la mañana
entre los surcos crecieron,
y mil fusiles de plata,
con bayonetas de acero,
cargaron las blancas balas
de la venganza y el duelo
y España aprendió a rezar
por su jefe en los luceros,
que aquí nos dejó la sangre
y aquí nos dejó el silencio..

Yo tenía un camarada
que murió de enormes sueños:
dejadme el fusil cargado
para vengar a aquel muerto.
Yo tenía un camarada,
yo tenía un compañero
y a solas me lo mataron
cuando la luz salió a verlo:
le debo una madrugada
y cien disparos certeros.
¡Dadme fusiles de plata
con bayonetas de acero!

Arturo Robsy

viernes, 27 de noviembre de 2009

SOBRE EL GRAMO DE "RAMONCIN".

Que eso de Ramoncín es una marca, según declara el interfecto, y así lo cuenta Público.
También parece ser textual de la marca Ramoncín la siguiente frase: "Me quiere todo aquel que tiene un gramo de cerebro".
Pues si, es verdad y -lo que son las cosas- coincido con la marca Ramoncín: le querrán los que tengan un gramo de cerebro. Los que tenemos algún miligramo más, ni de coña, mamarracho.

jueves, 26 de noviembre de 2009

SOBRE LA CARTA A UNA MINISTRA.

La que remite mi Coronel Flores Thies, con preaviso de difusión por Internet, por cuyo motivo aquí la dejo, con los máximos honores y total adhesión a cuanto dice.
* * * * *

Sabemos que estas cartas sólo son palos al agua, pero al menos sabrá el responsable que le toque el tirón de orejas, lo que muchos pensamos de su labor termita en este gobierno.
El autor.

Barcelona 20 de Noviembre de 2009
Sra. Dña, Carmen Chacón
Ministra de Defensa

Señora Chacón:
Cuando el presidente Rodríguez decidió nombrar a la primera mujer de la Historia de España como ministra de Defensa, ya sabe, de ese país que está al sur de Andorra, no actuó de la misma forma que el hoy archimillonario González cuando decidió nombrar al primer civil como Director General de la Guardia Civil: entonces eligió al primero que pasaba por allí, y los resultados ya son historia del choriceo a niveles institucionales. En su caso, el señor Rodríguez decidió nombrar a la primera mujer como ministra de Defensa, no con el criterio de un presidente de verdad, como Sarkozy cuando nombró a una mujer como ministra de Defensa, sino con la clara y decidida intención de culminar la tarea emprendida desde hace tiempo, y a la que él pone la guinda, de convertir al Ejército español en un ectoplasma de muy difícil definición y objetivos. Y para conseguir eso, la eligió a usted, sectaria de segunda fila del PSOE, nacionalista catalana, antimilitarista del clan “¡yo también soy Rufianes”, pero obediente a su amo para quitarle a los militares hasta la última brizna de dignidad.
Le diré que su andadura es como la del caballo o la yegua de Atila. Cada paso que da es, no ya una ofensa a la inteligencia y a la dignidad, sino una deliberada intención de arrancar hasta las raíces los sentimientos, los ideales, la Historia, los recuerdos…que conforman el espíritu de una colectividad humana: la gran familia militar.
La destrucción ordenada, ejecutada y cumplida casi a rajatabla por los disciplinados Mandos, de todo vestigio de la Historia de la España reciente, de la Historia del Ejército, de sus hombres de sus héroes y hasta de sus mártires, se culminará, y antes de que usted deje con un ”¡ahí queda eso!” y se largue a sus labores de telonera política, la tarea encomendada por el peor presidente que ha tenido España desde las segunda glaciación (y posiblemente desde la primera) será llevada con éxito hasta sus últimas consecuencias.
Usted nació cuando yo llevaba ya dos años al mando de una Batería de Costa en Gerona, feliz con mis artilleros, con mi destino, con la vecindad de mis amigos catalanes de aquel pueblecito de la costa, feliz con la España a la que servía y en la que vivíamos… Hoy, que ya es mayorcita, después de pasearse por el mundo acumulando títulos que sorprendentemente no han mejorado en un ápice su parco nivel intelectual, estamos todos inmersos en tiempos de ignominia, y hemos de soportar, porque los Mandos militares lo permiten, que escupa sobre nuestras Hojas de Servicios (y las suyas), sobre nuestros ideales, sentimientos, Historia…, sin que a usted, encantada de haberse conocido, le importe una higa, ardite, rábano o pepino el daño que pueda hacer a tantos españoles.
España es un país extraño, compuesto, según los aires de la Historia, en casi ángeles, hombres, homínidos o androides. Al asistir en Barcelona a la misa por Franco y José Antonio en este último 20 de noviembre, he comprobado el espectacular éxito de la apisonadora zapatera. Un par de centenares mal contados oímos misa en la Iglesia de la Merced, aquella que destruyeron los suyos en julio de 1936 y que se reconstruyó muy poco después de acabada la guerra, habiéndose reinstalado la Virgen Patrona de Cataluña que había sido derribada de la cúpula de la iglesia. Hoy, los homínidos y los androides campan por sus respetos encaramados en el poder, pero a todo cerdo le llega su San Martín que, pese a las imposiciones por aquello de la igualdad de género, lo dejamos así, sólo en cerdo.No puede España soportar por mucho más tiempo a tanta piraña. A lo largo de la Historia, ha salido de situaciones que parecían de muerte por enfermedad o por suicidio, incluso cuando el enemigo estaba dentro; sin embargo, observamos que el actual horizonte, con tanto cobardía instalada en las instituciones, incluida la que usted manipula a su antojo, nos hace temer que, por nuestros propios pecados, estamos abandonados de la mano de Dios y que ya empezamos a rozar el fin de nuestra Historia.
Mientras se hace fotos con los soldados que se divierten haciendo el ganso como si la fotografiada fuera una cabaretera de visita al regimiento; mientras hace la inútil sideral en temas como el “Alakrana”, ya sabe, el pesquero sin bandera; mientras se saca leyes del flequillo para encabronar la Carrera Militar, usted aun tiene tiempo para empujar al Mando sumiso para que destruya hoy una vidriera, al día siguiente un escudo de España que las ratas aborrecen, otro día arrasarán una Cruz, una lápida que recuerde a mártires que fabricaron los suyos, o algún cementerio que molesta…; se cambiarán los libros, las enciclopedias, y en las escuelas, además de enseñar a masturbarse a los niños, ejercicio de indudable sabor progresista, se les envenenará con mentiras sus pobres cerebros… Y al final conseguirán que crezcan raros androides con un apocalíptico número de identificación en la frente. El objetivo organizado en la Gran Tenida se ha cumplido.
Usted no leerá esta carta, pero puede tener la completa seguridad de que va a correr por Internet como lo que en esta tierra llaman “correcamas”, que a amucha pezuña política va a chamuscar. Y no me lance a los jueces por culpa de esta carta, porque ya sabe que al rey, a la Bandera o al Himno Nacional se les puede insultar por aquello de la sacrosanta libertad de expresión, y yo no la insulto, sólo valoro su siniestro paso por encima del cadáver de España. En todo caso, si tiene ese capricho, hable con ese amiguete que entiende de soluciones finales tipo “Paracuellos”.
Sólo me queda, para despedirme, no mandarla al infierno como me lo pide el cuerpo, porque tratándose de una mujer (ya sabe, la educación “franquista”, etc, etc…) me lo impide, sencillamente la mandaré a hacer compañía a Moratinos en el Limbo, lugar que se cerró hace tiempo pero que por obvias razones tuvo que abrirse para instalar a esa lumbrera apagada de la presunta diplomacia.

Jesús Flores Thies
Coronel de Artillería-retirado
Barcelona

NOVIEMBRE Y LA MUERTE

NOVIEMBRE Y LA MUERTE

No fue un día como tantos

cuando las bocas de fuego

te sacaron de la vida

para que fueras eterno.

El alba te vigilaba

desde el último lucero

y el sol aguardaba, oculto,

con miedo a tus labios muertos,

el momento en que la tierra

se impregnara de tus  sueños.

Te saliste, tan glorioso,

de tu traspasado cuerpo,

que tus palabras hablaban

cuando tú ya eras silencio.

El yugo de tus prisiones

no te aplastó con su peso,

ni fueron aquellos tiros

los que cortaron tu aliento:

la voluntad te llevó

de la verdad al lucero

y en ti quisieron matar

al corazón de tu tiempo.

No fue un día como tantos

cuando las bocas de fuego

te hicieron para la vida

mientras rompían tu cuerpo.

La sangre que te envolvía

te ascendió a jefe perpetuo

de cuantos vamos a España

por los caminos derechos.

        Arturo Robsy.


miércoles, 25 de noviembre de 2009

SOBRE LA CAMPAÑA CARCA.


He visto estos días un anuncio en las paradas de autobús que viene a decir algo como que a las mujeres hay que respetarlas y cuidarlas.
Ignoro si esta campaña lleva mucho tiempo, porque a las horas de la madrugada en que voy a trabajar no está uno para florituras, y el hecho de llegar ya supone un derroche de facultades, hasta el punto de que a veces me pregunto si mi coche, al cabo de más de trece años de hacer el mismo recorrido casi a diario -porque uno es facha y, por tanto, no cambia de coche cada dos días como los socialistas o los peperos- no habrá acabado aprendiéndoselo.
Bueno, a lo que estoy: que me sumo, sin duda, a esta campaña contra los malos tratos, y comparto y apoyo la tesis de que a las mujeres se las debe respetar y cuidar.
Debo, no obstante, resaltar el tono retro, carca, inmovilista, nostálgico, machista, antiigualitario, discriminador, sexista, fascista y franquista -en fin, coloquen ustedes los adjetivos que gusten y en el orden que les plazca- de dicha campaña.
Porque el caso es que, nada más ver el referido anuncio, se me vino el recuerdo de cuando las admoniciones paternas iban en este mismo sentido; y cuando los críos andábamos en la edad en que aún no se distingue de sexos, y si una niña viene a incordiar se le suelta un sopapo como si fuéramos de verdad iguales, nuestros padres siempre nos decían que a las niñas no se les pega. Esos eran -aclararemos- los años sesenta y primeros setenta del pasado siglo; hace unos treinta o cuarenta años: plena caverna, pues.
Luego se educó, desde hace unos 30 años, en la igualdad y sin diferenciar sexos, -quizá porque nunca se sabe cual de las cuatro o cinco posibilidades va a elegir la criaturita- ni sesos; en el diálogo y la tolerancia, en la libertad, en el rechazo a conductas preestablecidas y alienantes, en el hembrismo hidrófobo.
Hace pocos días, la prensa informaba que la mayoría -con diferencia- de mujeres que han pedido órdenes de alejamiento y protección policial, y la mayoría de las agredidas, son menores de 30 años. ¿Alguien ve una relación entre ambas cosas?

martes, 24 de noviembre de 2009

SOBRE LA RAPIDEZ.

Curioseando papeles viejos en busca de otras cosas me he tropezado con algo que escribi hace más de catorce años. Gobernaba entonces -vaya, digámoslo así- don Felipe González, y existe un evidente paralelismo con la actualidad.
Tratábase entonces del apresamiento de barcos pesqueros españoles en aguas de Canadá, país con el que había convenios de pesca, firmados por la CEE, que autorizaban la presencia de los nuestros en sus caladeros. No recuerdo a estas alturas qué solución tuvo aquél caso, aunque imagino que la habitual: sacudir tela y untar cajas fuertes. No eran entonces piratas como los somalíes, tan graciosamente paseados por nuestras instituciones judiciales, pero lo más grave sigue en pie. Léanlo, si gustan:


**********


La Nación Nº 177

(Del 5 al 11 de abril de 1995)


Sobre la rapidez.


La rapidez —en palabras del maestro Rafael García Serrano— es una virtud que demuestra seguridad y elegancia; luego saquen ustedes sus propias conclusiones sobre lo que ha demostrado ser nuestro Gobierno y la CEE, a propósito del secuestro del pesquero español «Estai».
Por mi parte, la verdad es que jamás he esperado otra cosa de la burocracia de los mercaderes de Bruselas, porque no iban a poner en peligro su tajada del comercio con Canadá por una cuestión de dignidad. «Dame pan y dime tonto» es el lema que deberá campear, en su día, en la banderola comunitaria de una Europa que ha perdido la vergüenza. Máxime cuando el pan se lo dan a ellos, y el «tonto» se lo dicen a un país cuyos gobernantes llevan muchos años sintiéndose satisfechos de poner la cama.
Y tampoco me extraña — ¿a ustedes sí?— la tranquilidad con que el Ministro de Defensa, se supone que cumpliendo instrucciones del Consejo de Ministros, ordenó preparar un buque —además de la patrullera enviada previamente, y que tardó en llegar a su destino más de lo que hubiera tardado una barca de remos del Retiro— por si fuera necesaria su partida hacia el lugar del secuestro. Comprendo que —habida cuenta de la situación de nuestras Fuerzas Armadas, denunciada hace unos meses por el propio Ministro— debe ser muy difícil encontrar un navío en condiciones de hacerse a la mar, y aún más complicado pertrecharlo, tanto humana como logísticamente.
Y casi me alegro de que ni haya zarpado cuando escribo, ni vaya probablemente a zarpar nunca, porque si los buques desplazados a la famosa «misión de paz» de la guerra del Golfo tenían que pedir permiso al Ministro para realizar una simple salva de aviso, díganme ustedes para qué iba a servir tener un navío de guerra en la zona de piratería canadiense, a no ser para que el ridículo de nuestra imagen internacional suba varios enteros, y para que nuestros marinos tengan que sufrir la vergüenza de ser testigos maniatados del abordaje y apresamiento de nuestros pesqueros, y del secuestro de nuestros pescadores.
La única justificación posible para enviar un navío de la Armada, sería la orden terminante de defender a los barcos españoles y a sus tripulantes, echando a pique el que se pusiera por medio o, por lo menos, abordándolo, poniendo a buen recaudo en las bodegas a los piratas hasta su entrega en puerto a la justicia, y pasando por la quilla a quien ofreciera resistencia armada. Para otra cosa, mejor no salir de puerto.
«Ni me saques sin razón, ni me envaines sin honor», rezaba la hoja de los más nobles aceros toledanos, y esto vale para cualquier arma. Para deshonrar a un navío y a su tripulación, mejor no hacerlo zarpar.

lunes, 23 de noviembre de 2009

EN CUBA NO FALTA NADA

Que es el título con que me ha llegado -como suelen llegar estas cosas, realizada por algún alma generosa y expresionista, procedentes del limbo cibernético y destinadas a la difusión-, una presentación -aquí la puede descargar quien guste- sobre las maravillas de la Cuba de hogaño.
Como ignoro -entre otras muchas cosas- la forma de hacérsela visible aquí en su formato original, la he pasado a vídeo para ofrecérsela.
A todos ustedes, amigos lectores y, muy particularmente, a doña Esther López Barceló, la arqueóloga comunista que tan generosamente nos mostró sus opiniones respecto al paraíso socialista cubano en entrevista de El País. Entrevista que tuve el capricho de comentar en este mismo diario, según probablemente recuerden.
Las fotos recopiladas en este vídeo dan razón del interés que por la actual Cuba siente doña Esther: es una maravilla arqueológica. Como Pompeya, Troya o las ciudades mayas que al llegar los españoles llevaban ya siglos abandonadas.
El problema es que en esa Cuba arqueológica tiene que vivir la gente hoy.
Por cierto que el final -profético- será del agrado de la referida doña Esther. Ustedes, si han llegado hasta él, dirán si les apetece.

jueves, 19 de noviembre de 2009

20 - N


viernes, 13 de noviembre de 2009

SOBRE LAS CUNETAS.

Las aludidas por don Francisco Camps en respuesta al portavoz del PSOE en el parlamento autónomo valenciano, al que dijo textualmente: "Le encantaría coger una furgoneta, venirse de madrugada a mi casa y por la mañana aparecer yo boca abajo en una cuneta."
Don Ángel Luna, el socialista, se mostró escandalizado, así como la prensa, radio, televisión y tontolabas sin graduación. Incluso hubo quien dijo que estas frases resucitaban acontecimientos ya superados.
Esta referencia a acontecimientos superados ya, es sospechosa de no estar incursa en la ley de memez histérica porque, de ser una de las acusaciones hacia el franquismo, ya lo hubieran repetido a bombo, platillo y trombón de varas.
Y no es que a mí me resulte particularmente simpático el señor Camps; pero por poco que no se sea estúpido, inculto o cabrón, se sabe que esto de presentarse en casa de un político enemigo de madrugada, y hacerlo aparecer asesinado en una cuneta no es cosa nueva.
Don José Calvo Sotelo podría decir algo al respecto. De no haber sido asesinado por guardias de asalto socialistas el 13 de julio de 1936.

Publicidad: