Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

lunes, 1 de junio de 2020

SOBRE LA EQUIVOCACIÓN CON PEDRO Y PABLO.

La prensa y la radio -televisión no veo- no dejan de clamar por lo que entienden como división dentro del Gobierno. Personalmente lo veo de otra forma, y les invito a leerlo, si gustan, en El Correo de España.




viernes, 29 de mayo de 2020

SOBRE UNAS RESEÑAS BIBLIOGRÁFICAS (y 7).

Se cumplen las siete reseñas de libros que advertí, y que -si recuerdan- venían impuestas por un reto en Facebook para estos tiempos de pandemia, homicidios imprudentes por parte de los Gobiernos, política rastrera y basura a granel en general. 

En esta ocasión el cierre corresponde a una novela absolutamente extraordinaria de -como no podía ser menos- Rafael García Serrano: V Centenario.

En El Correo de España pueden leerlo.


jueves, 28 de mayo de 2020

SOBRE UNAS RESEÑAS BIBLIOGRÁFICAS (6).

Según lo avisado -y lo casi prometido-, aquí les ofrezco el enlace a la reseña bibliográfica del día de hoy, que, como es habitual, pueden ver en El Correo de España.


SOBRE LOS COMISARIOS POLÍTICOS.

Llevo varios días publicando reseñas bibliográficas, pero también es necesario, aunque sea de tarde en tarde, descender a la arena de la actualidad.

Hoy toca, además de la oportuna reseña que más adelante se ofrecerá, decir unas palabras sobre otro escándalo -otro más- de este desgobierno que nos hemos dado a nosotros mismos.

Véanlo, si gustan, en El Correo de España.


miércoles, 27 de mayo de 2020

SOBRE UNAS RESEÑAS BIBLIOGRÁFICAS (5).

Esta es, si no me falla la memoria, la quinta entrega de lo prometido. Se trata de una de las mejores novelas del mejor escritor en lengua española de todos los tiempos, con permiso del glorioso manco.

Véanla, si gustan, en El Correo de España.




martes, 26 de mayo de 2020

SOBRE UNAS RESEÑAS BIBLIOGRÁFICAS (4).

Y allá va la cuarta entrega de las reseñas bibliográficas prometidas. Esta vez, con un filósofo, o historiador, o quizá -como me gusta presentarlo- filósofo de la Historia: Oswald Spengler.

Pueden ver el comentario, como siempre, en El Correo de España.



lunes, 25 de mayo de 2020

SOBRE UNAS RESEÑAS BIBLIOGRÁFICAS (3).

Nueva entrega de la serie: un magnífico libro del -para mi- mejor escritor en lengua española de todos los tiempos, Rafael García Serrano.

Si gustan, pueden encontrar mi opinión al respecto en El Correo de España.

domingo, 24 de mayo de 2020

SOBRE UNAS RESEÑAS BIBLIOGRÁFICAS (2).

Continuando con las reseñas bibliográficas anunciadas, hoy les ofrezco el enlace a la de una gran novela de un gran escritor, Ángel Palomino.

Véanla, si gustan, en El Correo de España.



sábado, 23 de mayo de 2020

SOBRE UNAS RESEÑAS BIBLIOGRÁFICAS.

Con esto del estado de alarma -que nos tiene menos alarmados de lo que sería lógico- cada cual ha tenido que inventarse formas de sobrevivir al aburrimiento, la desgana, la tentación de la apatía y -al menos algunos- el asco.

Gracias a Dios no es mi caso, puesto que -como escribía, según creo recordar, don Francisco de Quevedo y Villegas, aunque admitiré correcciones si ando errado- con venir de mi mismo no puedo venir más lejos. 

(Me autocorregiré: la frase pertenece a un poema de don Félix Lope de Vega y Carpio).

Sin embargo, siempre se agradece alguna nueva actividad, algún toque de ánimo. Uno de ellos me vino en forma de invitación a compartir en Facebook las portadas de siete libros que de alguna manera me hubieran afectado, apasionado, simplemente gustado. El juego -por llamarlo así- indicaba que no se dieran razones, ni explicaciones, ni comentarios; portadas a palo seco.

Así lo hice -por si a alguien le interesa conocerlo, aquí me pueden encontrar-, pero no pude evitar dejar caer el comentario de que me gustaría haber dicho alguna cosa sobre los libros cuya portada mostré. Fui invitado a hacerlo y, a consecuencia, estoy volviendo a publicar esas mismas portadas, pero ahora ya explayándome.

No pensé que esto le pudiera interesar a nadie, fuera de las ocho o diez personas que normalmente puedan seguir mis comentarios en ese invento del diablo llamado Facebook, y -como suele ocurrirme con frecuencia, a qué negarlo- me equivoqué, porque he sido invitado a compartir esos mismos comentarios bibliográficos en El Correo de España donde, como ustedes ya saben, me hacen la merced de publicarme los artículos que soy capaz de escribir de vez en cuando.

Así es que ya tienen ustedes el cuadro completo, y ya saben a qué vienen estas reseñas que iré refiriendo aquí durante los próximos días.

La primera la pueden ustedes ver, si gustan, en mi Facebook ya indicado o -mejor aún, y se lo encarezco- en El Correo de España.



miércoles, 15 de abril de 2020

SOBRE LA REPÚBLICA DE IGLESIAS Y GARZÓN.

Ayer, como suele ocurrir cada
año por estas fechas, fue 14 de abril. Día que a la mayoría de la gente le trae al fresco, a los idiotas les sienta como un chute de su droga predilecta, a los canallas les sirve para hacer propaganda y a unos cuantos -los que ni somos idiotas, ni somos canallas, ni somos analfabetos- nos recuerda la época de sangre y mierda que aquella República segunda trajo a España.

Si gustan, pueden leer en El Correo de España mi opinión sobre las alabanzas segundorepublicanas de Pablo Iglesias y Alberto Garzón: ahí donde ustedes los tienen, Vicepresidente y Ministro del Gobierno, respectivamente, del Reino de España

Téngase en cuenta que a mi tampoco me gusta que España sea una monarquía, ni que el nombre oficial sea el citado: Reino de España. Para mi, con el sacrosanto nombre de España, a secas, basta; pero la realidad -si miran su permiso de conducir lo comprobarán- es la que es, y lo primero que hay que hacer para cambiarla es conocerla.

      

viernes, 27 de marzo de 2020

SOBRE LA AUTORIDAD IGNORANTE.

Autoridad que no sabe que lo es, que no se entera de que su papel ya no es el de montar algaradas callejeras contra el Gobierno, sino el de gobernar. 

Doña Irene Montero (o Irena Montera, o Ireno Montere) dice que animó a manifestarse siguiendo las indicaciones de las autoridades. Vamos, que ella no sabía que hubiera riesgo de contagio. 

El problema es que, doña Irene, la autoridad es usted. Aunque aún no se lo crea.

Vean, si gustan, mi opinión al respecto en El Correo de España.


miércoles, 25 de marzo de 2020

SOBRE LA INEPTITUD Y LA IRA.

La ineptitud del Gobierno, y la ira que desborda al ver cómo la iniciativa de los particulares, de la gente de a pie, le saca las castañas del fuego a los gilipollas.

Léanlo, si gustan, en El Correo de España.  


sábado, 7 de marzo de 2020

SOBRE LOS REQUISITOS DEL "SI ES SI" FEMINISTA.

Si desean conocer mis consejos para la ministra semianalfabeta, lo pueden hacer en El Correo de Madrid.


viernes, 6 de marzo de 2020

SOBRE LA ORTOGRAFÍA MACHISTA.

Para don Pablo Iglesias y don Pablo Echenique, está claro que las mujeres de su gusto deben ser ignorantes, incultas, maleducadas; es decir: todo aquello que hace que las personas -hombres, mujeres y mediopensionistas- sean fácilmente manipulables.

Lean, si gustan, mi comentario mi comentario al respecto en El Correo de Madrid.

lunes, 24 de febrero de 2020

SOBRE LAS MENTIRAS DEL GOBIERNO.

Breve resumen de las mentiras, medias verdades, escapadas y dondedijedigodigodiegos, a cuenta de este maravilloso Gobierno de los Picapiedra, siempre, evidentemente, desde la suposición de que las izquierdas nunca delinquen, nunca mienten, nunca traicionan, nunca venden a la Patria -porque nunca la han tenido, claro está-, y nunca tienen nada que reprocharse.

Son así; y los ultraizquierdistas infrarrojos, más aún. 

Si gustan, lean el citado resumen en El Correo de Madrid.


jueves, 13 de febrero de 2020

SOBRE EXALTACIONES Y APOLOGÍAS.

Las que ven todos los indocumentados, los incultos, los tontos y los hideputas en cuanto no se miente sobre Franco. 

El problema, para ellos, es que la realidad fue la que fue, es la que es, y lo seguirá siendo aunque se pasen por el refajo la Constitución que ellos -o sus padres políticos- parieron.

Si gustan, vean mi opinión en El Correo de Madrid.


lunes, 27 de enero de 2020

SOBRE RECUERDOS Y OLVIDOS.

Recordaba ayer el Papa Francisco, tras el rezo del Ángelus, que hoy se conmemoraría el aniversario de la liberación de Auschwitz, y que era inadmisible la indiferencia ante este tipo de cosas.

Como temo que Francisco -para cada vez más españoles el cura Paco, en obsequio de aquél pobre mamarracho de la llamada Transición- olvide otros casos similares y aún peores, he creído oportuno hacer mi propio ejercicio de memoria en El Correo de Madrid.

lunes, 13 de enero de 2020

SOBRE EL ANTICUADO SANCHEZ.

El señor Sánchez, que demuestra ser mucho más anticuado de lo que cabía esperar en un sociata decimonónico. Vean mi opinión, si gustan, en El Correo de Madrid.


sábado, 11 de enero de 2020

SOBRE LOS "DIEZ SEGUNDOS" DE SÁNCHEZ.

Frase tomada como vulgar anécdota por los enterados de la prensa y la radio -televisión no veo-, pero que, a mi modesto modo de ver, representa muy bien lo que quiere Sánchez, lo que le importa y, -lo veremos si Dios no lo impide- lo que nos espera.

Léanlo, si gustan, en El Correo de Madrid.


martes, 24 de diciembre de 2019

SOBRE LA NAVIDAD.

Que, como cualquiera puede adivinar, es algo que sucede puntualmente todos los años.

Se que habitualmente me repito en mis deseos en estas fechas, así es que para evitar duplicidades remito a quien guste a El Correo de Madrid.







viernes, 22 de noviembre de 2019

LAS FIRMAS DE FRANCO.

Publicado previamente en El Correo de Madrid.

Contaba ayer mi camarada Eloy R. Mirayo en su trinchera que había oído a don Luis del Val, en la cadena COPE, decir que Franco hizo cosas malas, como firmar penas de muerte.

A veces -cuando estoy de vacaciones- he escuchado al señor del Val. Me parece el prototipo clásico del nadador que guarda las ropas, como no podía esperarse menos teniendo en cuenta su origen ucedarra. Suficientemente melifluo, suficientemente descreído, suficientemente tolerante con lo intolerable, suficientemente blandito, adaptable, dúctil y elástico para hacer buen papel en esa emisora episcopal, tan ducha en todas las malas artes de la hipocresía.

Esas palabras de ayer no las escuché, porque a las horas que don Luis del Val acostumbra a proclamar sus verdades de fe ya llevo rato ganándome el pan y un sueldo mínimo para pagar impuestos abusivos. Sin embargo, ni por un momento las pongo en duda. No sólo porque lo dice mi camarada Eloy, sino porque es típico del personaje y de la emisora que le da cobijo. Hablar mal de Franco es paso obligado para obtener subvenciones, regalías, sinecuras y palmaditas en la espalda, y la verdad -para ellos- es lo suficientemente elástica como para que -según el lema de la emisora- les haga libres; pero también para que les deje el resquicio a tender, pedigüeña, la mano de la desvergüenza.

El caso es que en eso de las sentencias de muerte que firmaba Franco, don Luis del Val miente. Así, con todas las letras: miente. No es, por supuesto, el único, porque en este tema se ha disparado la carrera hacia la falsedad mayor, y parece que cada participante busca su premio con ahínco. Cosa normal en los rojos, en  los que mentir, falsear, deformar, difamar es constitutivo de su ADN, pero que produce cierta vergüenza ajena -ya ni siquiera cabreo- cuando la vesania proviene de otros círculos a los que la gente sencilla y no demasiado inquisitiva puede prestar oídos.

Y miente por una sencilla razón, que Ángel Palomino explica muy bien en su libro "Caudillo":

"Franco nunca tuvo que firmar una pena de muerte. Era Jefe del Estado (1), y lo que si ejerció, en uso de sus prerrogativas, fue la gracia del indulto a numerosos condenados.
(1) Las sentencias de los consejos de guerra eran elevadas a la autoridad judicial de la región militar, es decir, al capitán general o su equivalente. En caso de pena de muerte, el capitán general lo comunicaba al Consejo de Ministros y el secretario daba lectura de cada caso en el consejo, con lo que el Gobierno se daba por enterado y así constaba en el acta. Si el Jefe del Estado lo consideraba oportuno, concedía la gracia del indulto."

Y como una cosa tan obvia, tan evidente, tan reglada por el BOE, no puede haber escapado a la sagacidad y a los amplios conocimientos del señor del Val, y menos aún a su experiencia como cargo político de la Administración en la época de Suárez, sólo cabe colegir lo que antes he afirmado: don Luis del Val miente. Y la emisora que le da micrófono, es cómplice.




miércoles, 20 de noviembre de 2019

SOBRE ESTE 20-N.

Día acerca del que ya digo algo en El Correo de Madrid, donde quien guste lo podrá leer, y del que prefiero no decir nada más.





lunes, 18 de noviembre de 2019

SOBRE EL CONSTITUCIONALISTA BLÁZQUEZ.

Copio un párrafo de ABC, y después -si ustedes gustan- lo comento: "El presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal Ricardo Blázquez (...) aprovechó su mensaje de bienvenida a los obispos que participarán esta semana en la Asamblea Plenaria para defender sin fisuras el marco constitucional."

Por lo que parece, el señor Blázquez se dispone a hacer el papel del general Rafael del Riego, aquél eminente liberal que causó la pérdida de los Virreinatos de la América hispana cuando prefirió dar un golpe de Estado, o asonada progresista, en vez de irse a combatir a los señoritos criollos que, contra la voluntad -mas de una vez exhibida con las armas en la mano- de los más directos descendientes de los pobladores originales, sojuzgaban las provincias de allende el océano. 

Sin embargo, debo confesar que me parece extraño ver que un Cardenal defiende a capa y espada esta Constitución; la misma Constitución que ha permitido la introducción del divorcio, que ha convertido el matrimonio en -por decirlo con bien altas y nobles palabras- "la más provisional de las aventuras"; que ha permitido la introducción del aborto, el mayor genocidio jamás conocido en la Historia; la que va a permitir, en cuanto los progresistas rojos tengan un rato libre, el asesinato de enfermos y ancianos que molesten.

Volviendo al militar progresista, golpista, cobarde ante el enemigo, espero que el señor Blázquez no tenga el mismo merecido final.

Aunque, para ser sincero, tampoco me importaría mucho.



martes, 12 de noviembre de 2019

SOBRE EL FASCISMO QUE VIENE.

Que es lo que todos los partidos, partidetes y partiduchos del este sistema han venido clamando para asustar a los imbéciles con la posibilidad de que VOX siguiera presente en la vida política española.

Al final, parece -véanlo en El Correo de Madrid si gustan-, que VOX no sólo se ha quedado, sino que es el único partido que ha más que doblado sus escaños. Y ahora les toca a los señoritos de cortijo y aldea darse por enterados de que, si son tan demócratas como se venden, y si VOX es el fascismo y la ultraderecha, el 15% de los españoles apoyan esas ideas, y a los papanatas de chiringuito asustatontos les corresponde empezar a respetar a los demás, y envainársela.




jueves, 7 de noviembre de 2019

SOBRE EL VOTO ÚTIL.

Que es el motivo fundamental de todos los partidos, partidetes y partiduchos que nos piden lastimeramente un voto, por el amor de Dios. O de la Democracia, que es el dios de los tontos y también -al parecer- de la Conferencia Episcopal Española.

Ahí les dejo, por si tienen a bien leerlas, mis opiniones al respecto en El Correo de Madrid.

viernes, 25 de octubre de 2019

SOBRE LOS MISMOS CANALLAS.

Los mismos canallas de ayer, de hoy y de mañana. Los mismos canallas que ensucian con sus babas, sus pezuñas y sus cuernos la Historia de España. Esos canallas que han hecho leyes para meter en la cárcel a los que les llamen canallas. 

Ya dije ayer algo en este diario, y hoy digo algo más en El Correo de Madrid.

jueves, 24 de octubre de 2019

SOBRE LOS CANALLAS.

Los canallas que todos sabemos quienes son. Incluso ellos, pobres gusanos, mierdecillas, detritus de la Historia, que jamás se acordará de ellos.

Nadie se acordará de qué detentadores de puñetas dieron su visto bueno a la profanación de una sepultura, escudados en su soberbia y su cobardía. Nadie se acordará de los obispos que callaron como putas. Nadie se acordará de los periodistas que se sumaron valientemente a la campaña de difamación, y aplaudieron a un tal señor Sánchez, aunque guardaran la ropa diciendo que si no había cosas más importantes. Nadie recordará los periódicos de mierda que siguen viviendo contra Franco. Nadie recordará -menos aún- el nombre de ninguno de esos votantes encaramados al parlamento, que no fueron capaces de votar no a la inicua ley de hideputez histórica.

Nadie se acordará de ninguno de ellos, como no se acordará de quienes no hemos tenido los santos cojones de impedirlo, o por lo menos poner la vida en el empeño. 

En cambio, el Excelentísimo Señor Don Francisco Franco Bahamonde, Caudillo de España y Generalísimo de los Ejércitos, quedará, por siempre, en la Historia. La Historia grande, la de los hombres que sobresalen, que cumplen, que sirven. Esos hombres que los canallas, los desgraciados, los sinvergüenzas y los cobardes siempre miran con recelo, porque les demuestra su propia pequeñez.



martes, 22 de octubre de 2019

SOBRE MI CAMARADA LUIS TAPIA AGUIRREBENGOA.

Se cumple el aniversario del fallecimiento de Luis Tapia Aguirrebengoa. Como no soy ni Obispo, ni copernícola, ni malnacido, puedo ser agradecido y recordar a mi camarada, maestro y amigo.

En El Correo de Madrid tienen mis palabras, si gustan leerlas.

sábado, 19 de octubre de 2019

SOBRE CATALUNLLA.

Que, como mis habituales saben, no tiene nada que ver con Cataluña. 

La Catalunlla separatista, aldeana, cazurra, paleta hasta el límite de la exageración, ombliguista hasta el absurdo, es la que está demostrando hasta qué punto un pueblo lobotomizado por la prensa, la radio, la televisión, de un sistema pequeñito, de masía y complejo, puede caer en la estupidez.

La Catalunlla separatista, ajena a la Historia y al mundo, convertida en simple y burda caricatura, está volviendo -ha vuelto desde hace muchos años- a la peor versión de si misma. 

Algo de esto digo hoy en El Correo de Madrid, donde les invito a leerlo, si gustan.



sábado, 12 de octubre de 2019

SOBRE LA GUARDIA CIVIL Y EL VALLE DE LOS CAÍDOS.


Me llega por diversas fuentes la imagen de los vehículos de la Guardia Civil entrando al Valle de los Caídos. Tomando el Valle, como si quienes les han mandado tuvieran miedo de que los que allí descansan fueran a tomar las armas que en su día llevaron con honor.


Las buenas gentes de España –las que aún no han entendido que esto ya no es España, sino el sumidero de la Historia, la zahúrda donde todos los sinvergüenzas se revuelcan en su pequeñez- se escandalizan, asombrados por esa presencia. Incluso he visto escrito que hay quien piensa que antes de la disciplina está el honor.

A mi no me sorprende. Ni siquiera me escandaliza. Ni siquiera me escandalizó la referencia de que, hace unos días, guardias civiles patrullaban armados dentro de la Basílica, sin que la jerarquía eclesiástica abriera la boca, acaso demasiado llena para decir mu.

A mi no me sorprende, porque ya hace casi 19 años vimos, y conté, lo que pasó entonces. Aquí abajo se lo dejo, como recuerdo, ya que no como profecía:


* * * * *


domingo, 23 de noviembre de 2008

SOBRE LO QUE NUNCA ESPERÉ DECIR.

He visto, y lo conté en su día, a muchos chulos metidos a chequista.

He visto -y lo he contado- cómo la policía cargaba contra unos miles de españoles que protestaban por el asesinato de tres marinos. La cosa ocurrió en Cibeles, en el lejano septiembre de1979, cerca de donde estaba el entonces Ministerio de Marina, y subimos hasta la Puerta del Sol, donde estaba Gobernación y ahora aposenta a doña Esperanza Aguirre. Manifestación no autorizada, por supuesto; como tantas otras en Vascongadas. Ni viejos, ni niños, fueron respetados por los valientes maderos -que entonces vestían de color mierda- de porra en ristre, botes de humo y pelotas de goma en todos los sentidos.

He visto -y lo he contado-, cómo la policía, acaso recién desenchiquerada de sus bases, provocaba groseramente, con la zafiedad del que se sabe impune, a algunos ancianos que hacían el recorrido entre Colón y la Plaza de San Juan de la Cruz. Cuando cerca de los ancianos aparecíamos algunos que no lo éramos, y desde nuestra credencial de Servicio de Orden mirábamos fijamente su placa, los heroicos sinvergüenzas guardaban un discreto silencio.

He visto por la televisión -como todos- la ejemplar mansedumbre de la policía frente a los etarras, proetarras, filoetarras, hideputas varios, con pedigrí o a granel. He visto cómo la policía contemplaba impertérrita la quema de Banderas de España, pasándose por al arco de las órdenes o del miedo -ya que no el patriotismo del que carecen- su deber constitucional de defender la Enseña del Estado que les paga.

Y a pesar de haber visto la chulería de matoncete paleto que se gastan muchos de esos individuos, cuando uno de ellos ha resultado muerto en un atentado, o en un tiroteo con delincuentes comunes, he enviado al desván de la memoria las provocaciones vistas y vividas, y he rezado, y he gritado, y he escrito en su honor.

Desde hace muchos años, mi lema ha sido que prefiero que nadie muera; pero que si la democracia sigue exigiendo como precio la sangre de los hijos de España, mejor que caigan políticos que hombres de uniforme.

Hoy, viendo lo ocurrido en el Valle de los Caídos ayer; viendo que la actitud de los guardias civiles destacados allí no cumplían un penoso deber, sino un anhelado festejo; hoy, conociendo que la Guardia Civil ha dejado de ser la del Duque de Ahumada y goza en la cochiquera como cualquier puerco de aquella Guardia Nacional Republicana chequista y cobarde, tengo que decir lo que nunca creí que diría.

Tengo que decir que conozco guardias civiles; tengo que decir que los guardias que conocí y que conozco son personas de bien. Tengo que decir que entre los guardias que conozco hay españoles de una pieza. Pero tengo que decir que, hoy, la Guardia Civil, como Cuerpo, ha dejado de tener mi respeto.

Al igual que a los militares el valor se les supone, a la Guardia Civil le suponía el patriotismo. Un patriota, un español decente, una persona honrada, hubiera obedecido sus órdenes. Un sinvergüenza, un canalla, un cabrón, lo habría hecho con recochineo y regodeándose. Esa es la diferencia.

Y en esa diferencia está la mía: lo que va de considerar al Cuerpo como benemérito de España, a tenerlo por simple calderilla del precio de la democracia.

Ahora, maten a quien maten, me importará tres leches si no es un camarada. A la Guardia Civil ya no le supongo el patriotismo. Que cada número lo demuestre, y ya hablaremos.

(Y que los que honran el uniforme me perdonen; pero se que, aunque les duela el alma, piensan igual).




SOBRE EL MAESTRO RAFAEL.

De cuya muerte se cumplen 31 años.

Como siempre, desde que he tenido la oportunidad de hacerlo, quiero rendir el mínimo homenaje del recuerdo al mejor escritor en lengua española de todos los tiempos.

En El Correo de Madrid tienen, por si les apetece, mis palabras.


miércoles, 25 de septiembre de 2019

SOBRE LOS PROFANADORES.


Los milicianos de Sánchez, travestidos en esta ocasión de jueces del Tribunal Supremo, han cometido la iniquidad que su cargo político exigía.

Aquí, en este enlace, tienen mi opinión al respecto en El Correo de Madrid


domingo, 22 de septiembre de 2019

SOBRE EL RIESGO.

Decía ayer doña Margarita Robles que cuando los militares se alistan ya saben que hay un riesgo. Lo decía a propósito del accidente sufrido por un avión del Ejército del Aire unos días atrás y, si gustan, pueden leer mi opinión al respecto en El Correo de Madrid.


miércoles, 11 de septiembre de 2019

SOBRE LA INUTILIDAD DEL SISTEMA.

Inutilidad que intento racionalizar en El Correo de Madrid, donde podrán, si les parece bien, leerlo.

domingo, 8 de septiembre de 2019

SOBRE CAMILO.

Camilo Sesto, que se nos ha ido al Paraíso donde vaya la buena gente que nos ha dejado huella.

Vean, si gustan, unas palabras de recuerdo en El Correo de Madrid.



jueves, 18 de julio de 2019

SOBRE HOY.

Hoy, que es 18 de Julio, y que hace 83 años del Alzamiento del pueblo español -los que obedecían a la URSS no eran españoles, y los que miraban a otro lado aún menos-, contra los que, lisa y llanamente, lo querían matar.

Si les apetece, pueden leer mi opinión en El Correo de Madrid.


lunes, 15 de julio de 2019

SOBRE MI CAMARADA ARTURO.

Que ya los habituales saben que es Arturo Robsy, pero lo digo por si alguien cae en este diario por casualidad.

Arturo se marchó a los luceros hace ya cinco años. Poco antes -menos de dos meses antes, por concretar- me había advertido, con motivo del fallecimiento de mi madre, que ya estábamos los dos en primera línea para la muerte. La suya fue un mazazo que me privó del camarada, del amigo y del maestro. 

Quien guste podrá leer mañana, Dios mediante, mi recuerdo a Arturo en El Correo de Madrid. Quien quiera, además, conocer mejor a mi camarada Arturo y su generosidad de hombre de bien y señor falangista, puede acudir a este mismo diario siguiendo los siguientes enlaces:




SOBRE EL VOTO A BILDU DEL PP.

Y no; no me he vuelto loco. Al menos, de momento.

El hecho -por mucho que a los peperos les fastidie, y ya ven si ando comedido- es que un fulano del PP ha votado a favor de Bildu. Según el interfecto -y los que le poyan- por error.

Si desean conocer mi opinión al respecto, pueden verla, como suele ser costumbre últimamente, en El Correo de Madrid.

Publicidad: