Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

domingo, 29 de noviembre de 2009

NO SON INSULTOS ZAPATEROS.

Ya se lo he dicho a él, pero es justo que, ya que me aprovecho del ingenio de mi camarada Arturo para engalanar este diario, lo sepan ustedes. Me refiero al comentario que me merece este artículo suyo y que, puestos a hablar en román paladino, en una palabra se condensa: cojonudo.

* * *

(Se advierte que esto se escribe repleto de espíritu jocundo, ojo; o sea, "animus jocandi")

PROFECÍA Y LLANTO QUE SE HIZO SOBRE UN ZAPATERO EN ESTA TIERRA DE POBRES PERO HERRUMBROSOS: ESPAÑA, ÓXIDO DE LA RAZÓN, ROBÍN DEL ÁNIMO. FLOR DE LA IRA.

Te veo y no respondo del pensamiento. Se comprime la emoción en palabra prohibida y la razón vacila al hilo de tu talento al aplicar el ronzal. Nada que pienses es nuevo; nada que digas es cierto y sin embargo te siguen las majadas aunque la nada que presides es sólo desacierto, pastel con velas francesas y mechas rusas, con stalags alemanes y con moscas de Marruecos.
Amigo de mojamés, salpicón de progresismos, sonrisa de banda ancha, intérprete de los muertos; Lenin de las nostalgias, Stalin de monumentos; colofón de lo incierto, mano de algodón, Estado de izquierdo.
Así es el zapatero que quisiera remendar entuertos con la voz y el ensueño.
Lego de todas las ciencias, taleguilla sin bultos, riñones evanescentes, capador de monumentos, tragaldabas de recuerdos, historiador de camelos, bélico a tiempos muertos, profeta de pasados secos, futuro de malos momentos. Y más se dice: palabra serpenteante, culebra de las ideas, víbora de salón, bífido del entendimiento. En fin: colibrí de rosa en puño y trasunto de puño en rostro.
Haces zapatos de Esparto mientras te pones las botas y gastas palabras necias para ocultar los secretos. Paladín de Azaña, monohuevo de Indalecio, Caballero del espejo, píldora de Negrín, habichuela de telediario, altramuz de sabios.
En verdad, en verdad te digo que este no será tu tiempo ni serán estas tus glorias, reciedumbre de feminista, alcahuete de bardajes, azote de obispos quietos, cilicio de oposiciones, tábano equivocado, arbitrista sin arbitrio, diente de tiburón cobarde, colador sin manda, cigarrillo canceroso, átomo de pago. Tentetieso de Europa, latino de Estados Unidos, fantasía del desierto, próstata de Rubalcaba, buitre negro del cielo.
En verdad, en verdad te digo que este no será tu tiempo, buitre negro del cielo, astro del anochecer, medialma izquierda, cuerno de Venus, polisón de España, semita de ocasión, moro de alma: te prometo que tus jefes devorarán tu cerebro.
En verdad te acierto, soledad de pedo, regüeldo de felípez, purines de populacho, pancarta en extranjero. Eres vencedor de muertos, chupador de tuétanos, penco sin jinete, bocado sin rienda, estribo de otros, tanque de hojalata, escopeta sin calibre, cartucho de Asmodeo. Boina sin capillo, barriga sin faja, asta sin bandera, grímpola sin viento, pendón sin nava, cabeza arbolada, fragata sin trapo. Así por el mundo vas, rictus de la comedia, alquitara del desprecio, Barcelona de Castilla, pintura de Quinta del Sordo. Cabrío de aquelarre, inquisición ferviente, Adriano sin imperio, monicongo cervantino, Urganda en prosa, Fausto mal vendido. Motor inmóvil del odio, abogado de imposibles, micer corniveleto.
Este no será tu tiempo. Los amos te comerán los sesos.
Serás siempre bombilla de veinticinco, Caronte del Retiro, Cibeles en coche blindado, tabla de la ley de piedra, trasgo de agujero, encantador de sierpes, maestro de cucarachas, diálogo de lombrices, úvula para albórbola, diabetes de la gracia, escarabajo de congreso, escorpión prefabricado, cabeceo de marmota, ala de murciélago, lirón de toda España, nana de las miserias, punto suspensivo, suspensorio del progreso, sida de condón.
No será este tu tiempo. Lo dicen los astros viejos y lo callan los artículos. De tus sesos comerán los que hoy los reverencian.
Sigue, pues, Bramaputra del Ebro, trasvase de gelatina, meandro de intenciones, gallo de veleta, codorniz de granja, avestruz con miedo, lentilla de topo, calva de Patria, claque de separatista, intelecto de goma, pensador recauchutado, profesional del morro y morra del Estado.
De tus sesos se hará escarmiento y este no será tu tiempo ni aún tu telediario.
Se a gusto museo de telarañas, exhibición de cangrejos, centollo de mar revuelta, pinza de bogavante, discurso de mejillón, músculo de musaraña, hoja de parra, pámpano de las vergüenzas. Dícete inventor de España, comunidad de obesos, morbidez del adjetivo, circunstancia del empleo. Doctor de la desiglesia, comunión del laico, confesión del mudo, bautismo de morángano, conversión de ateo. Hético de la política, carminativo del adverbio, grano de escroto, malabar reciclado, sombra sin hombre, volatín congelado, rabo de mofeta, toesa de los avances, pulgada de alto vuelo, milímetro de la cultura, micra de Herodoto, quark de jefe de Estado; boca sin jabón, albedrío con amo, vino en odre nuevo, cuento de Kafka, novela de Dostoievski, verso de Neruda, sílaba de Arthur Miller, letra japonesa, acento circunflejo, futuro imperfecto, adverbio de modo, doble acusativo, verbo polirrizo, aborto de Pericles, diana de Aristófanes, rabo de verraco, tapiz de Penélope, estornudo de Chirac, moco de gabacho, sopa boba del talento, don Gil de las calzas verdes, septicemia del honor, tránsfuga del universo.
Estos no serán ni tu mundo ni tu tiempo.
Vístete de ecologista y defiende a los pingüinos, de espera de El Capital, de cromosoma de la guerra. Progeria de España, catafalco del euro, villancico ante las sangres, chachachá de cementerio, carbunclo de los rebaños, esterilla de los bancos, horizonte de los bizcos, envidia de los disléxicos, sífilis de tolerancia, anemia férrica del ánimo.
Este no será tu éxito.
Cronoangustia del pan, justicia de paniaguados, sacamuertos de congreso, sustento de catalanes, auditorio de vascos, aplauso de mancos, cabriola de cojos, Putin de los chechenos, metro de Nueva York, desaladora de idiomas, cántico de chorlito, trasbordador de chollos, grito de repetición, escuerzo de los trasvases, Josafat sin resurrección, lotófago consciente, holocausto del nonato, entorchado de portero, baldón de la pasamanería, barro de zahúrda, autopista de pago.
En verdad, en verdad te digo, que has vendido tu tiempo:
Jefe de bucos, presidente de bolsín, lata de bocarte, bacalao falsificado, angula de fletán, espíritu de bodegón, bochín de la inteligencia, carcajada de hiena, lágrima de cocodrilo. Felipe sin morro.
En verdad, en verdad te digo, en esta tierra de pobres herrumbrosos y pensamientos claros, que eres boira de España, nieve del corazón, yo revirado, emulación de hombre, cibercapullo agnóstico, paisano buchipluma, Monopanto de Quevedo.
La mentira de alas negras no te llevará lejos..
Esta será tu herrumbre mas éste no será tu tiempo.

Arturo Robsy

1 comentario:

SPEER dijo...

M A G I S T R A L !!!

Publicidad: