Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

jueves, 14 de enero de 2010

SOBRE VIC Y LOS PADRONES.

Localidad barcelonesa cuyo Ayuntamiento ha aprobado una normativa que impedirá el empadronamiento a los inmigrantes en situación irregular. Por cierto, con unanimidad de los concejales representantes de CIU, PSC y ERC.
 
Ni que decir tiene que todos los gilipollas han puesto el berrido en las nubes (el grito en el cielo no, que son laicos, los pobres), acusando al Consistorio de Vic de xenofobia y discriminación. Hasta de prevaricación, lo acusa un portavoz del Consejo General de la Abogacía, según dice 20 Minutos -edición papel, pág. 8-. Lo curioso es que este mismo periódico informa a continuación lo siguiente: Todo lo referido al padrón está regulado por la Ley de Bases de Régimen Local, que sobre los extranjeros sólo dice que han de presentar un documento de identificación que sustituya al DNI...
 
O sea: que como el Ayuntamiento de Vic se niega a empadronar al que no tenga documentación, lo único que está haciendo es cumplir rigurosamente la Ley vigente.

1 comentario:

Soldado Vikingo dijo...

Veo bien lo que se está haciendo, pero recordemos que solo lo hacen ante la amenaza de las municipales, donde Plataforma per Catalunya puede llevarse muchos votos.

Publicidad: