Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

domingo, 15 de enero de 2012

SOBRE LA ULTIMA VICTIMA DE FRANCO.

Que es, miren ustedes por donde, don Baltasar Garzón. Si, ese mismo que ordenó escuchas ilegales en un proceso que instruía; ese mismo que cobró de don Emilio Botín y poco despues archivó un proceso que le afectaba; ese mismo que cobró dietas, o conferencias, o no se qué en Nueva York, mientras seguía percibiendo su sueldo. Ese al que bastantes sentencias judiciales le han afeado su incapacidad como instructor...

Pues -lo dice Público, quien si no- hay una plataforma llamada Solidarios con Garzón, que protesta porque se pueda juzgar a un juez prevaricador. Evidentemente, la plataforma, platajunta, plataleches, está compuesta por organizaciones sociales, sindicatos y formaciones políticas de izquierda, junto a representantes del movimiento de la memoria histórica.

O sea, que a los sindicatos, a las izquierdas y a los memohistéricos no les interesa que se haga justicia y se cumpla la ley, sino que se apiole al que consideran enemigo. Esto, ni que decir tiene, es la izquierda. Lo extraño es que lo digan tan claro.

En cuanto a ser víctima de Franco, no cabe decir sino que, para ser tal víctima, don Baltasar goza de buena salud.

Y mejor bolsa.

2 comentarios:

Maite C dijo...

A título de prueba.

He entrado por el sitio habitual y veo que puedo comentar,pero no tengo acceso a las entradas antiguas.

He probado por el enlace dejado, y sí puedo acceder a entradas antiguas pero no a comentarios.

Ocón dijo...

jejeje

Publicidad: