Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

lunes, 11 de julio de 2011

SOBRE LA POLÍTICA "DISTINTA".

Política distinta es -en definición de la directora del Comité Electoral del PSOE, Elena Valenciano- la del candidato Alfredo.
Y tanto. Que se sepa, es la primera vez que el partido del Gobierno está en contra de lo que hace el Gobierno, aunque no por ello deja de apoyar al Gobierno.

Acaso porque "no se trata tanto de reconocer errores", como de "acompañar lo que la mayoría social de España estaba demandando", y aquí entra de lleno lo afirmado por don Cayo Lara -con quien, por una vez que no va a sentar precedente, estoy de acuerdo-, acerca de que es una inmoralidad tener solución para el desempleo, y guardársela hasta las elecciones.

Lo que ocurre, es que para los sociatas, progres y gilipollas, eso de la moral es cosa de los fachas, con lo cual saber que su candidato es -don Cayo dixit- un inmoral, les levanta el ánimo.

2 comentarios:

KIKELIN dijo...

Son condiciones "sine qua non" para publicar mis caricaturas sin ánimo de lucro:
1º Solicitar mi autorización
2º Citarme como autor
3º Enlazar mi blog
¡Un poco de respeto por mi trabajo, por favor!

Rafael C. Estremera dijo...

Bien, señor KIKELIN: en primer lugar, le ruego acepte mis disculpas.


En segundo, que tenga a bien admitir mis explicaciones: su caricatura me llegó en un PPS junto a otras muchas. Ignoro si eran todas de usted o procedían de varios autores, pero si puedo asegurar que en ningún sitio vi más referencia al autor que la firma -que, lógicamente, he respetado, como no podía ser menos-; ni se establecían condiciones para su difusión.


No he sido yo, por tanto, quien ha ido a su blog -que no tenía el gusto de conocer hasta recibir su comentario- a saquear su trabajo, ni tenía referencia de las condiciones que usted establece.


En todo caso, la caricatura ya ha sido retirada de mi diario, indicando que siguiendo el oportuno enlace pueden verla en el emplazamiento original; esto es, en su blog.


Los habituales que me siguen saben que siempre cito las fuentes, los autores y los enlaces, siempre y cuando tenga esos datos.


Como todo lo dicho es explicación, y no excusa, le ruego nuevamente acepte mis disculpas y -en la medida que valga- la reparación efectuada al retirar su obra de mi blog y enlazar un aviso al suyo en el lugar que antes ocupaba su caricatura.

Espero que esto baste para satisfacer su legítima reclamación.

Publicidad: