Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

viernes, 29 de julio de 2011

SOBRE EL 2O-N DE RODRÍGUEZ Y PÉREZ.

Sabido es que mi opinión, ya expresada hace unos días, era que no habría adelanto electoral salvo que ocurriese algo que diera esperanzas al PSOE.

Cierto que los datos oficiales dicen que el paro ha vuelto a bajar, y que las encuestas del CIS decían que se había recortado la ventaja del PP a sólo siete puntos. Pero ambas cosas no me parecen suficientemente significativas, ni tan prometedoras como para liarse la manta a las urnas y echar las patas electorales por alto.

Si me parece significativa la fecha elegida; ese día como cualquier otro, en definición del señor Rodríguez, que en el hecho de referirse a ello ya demuestra que es diferente. Temo que acierte de pleno mi camarada Rafa España, cuando se pregunta si buscan "tensión" -la que el señor Gabilondo le aconsejaba a Zapatero a micrófono erróneamente abierto-, y si pretenden crear un clima propicio sacando a pasear a sus hordas antifas, borrokas, antisistema e indignadas de banderilla morada.

Pienso que acierta, y pienso que, además, ya lo han avisado. A su modo subliminal y chanchullero, pero lo han avisado, y El Plural lo remachaba: El PSOE piensa que “estamos en el camino a la mayor sorpresa de la historia de la democracia.”

La sorpresa del 14-M-2004 ya sabemos por dónde salió, así es que es de temer lo peor. Y como es impensable un atentado etarra antes de las elecciones -despues ya se verá-, y tampoco parece probable que los musulmanes desaforados deseen perder de vista al socialismo, la forma de tensionar -valga el palabro del señor Gabilondo, el periodista marrullero, no el fraile rebotado a ministro- debe ir por lo que señala Rafa España.

Además, puede que la reciente matanza del masón noruego le haya ofrecido ideas a algún iluminado de los que pululan por las covachas de agitadores y provocadores a sueldo de nadie sabe quien, pero todos lo imaginamos.

¿A que a los progres guerracivilistas y memohistéricos le vendría de perlas una buena movida de la que se pudiera culpar a lo que llaman ultraderecha?

Y, por favor, que nadie me tome a broma, porque lo digo muy en serio. Valga también como ruego de la máxima cautela a todos los camaradas, más o menos fogosos y más o menos influenciables.

Conozco lo suficiente -y no es más que una milésima de lo que otros camaradas podrían atestiguar- para saber cómo se las gastan los agitadores y provocadores.

5 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

Lo de Oslo ha sido aprovechado para criminalizar a todo aquel que esté en contra de la inmigración como fenómeno social y defienda postulados "ultras", así que la convocatoria de elecciones para el 20-N no me sorprende.
Y otro problema: con la nueva ley electoral, ¿podrá presentarse algún partido del área?.

Maite C dijo...

Rafael, muy buena y aclaradora entrada. Solo puedo decir que debemos estar alerta a lo que pueda suceder unos días antes de las Elecciones.
Avisados estamos.

Que nos nos coja desprevenidos como el 11-M. Esta gentuza es capaz de todo.

Un abrazo.

Rafa España dijo...

Maite dijo:
"...debemos estar alerta a lo que pueda suceder unos días antes de las Elecciones".
Yo, de momento, no pienso moverme en "cercanías".

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Con tal de ganar las próximas elecciones generales, considero a Rubalcaba capaz de todo. Y, al decir de todo, quiero decir de todo, sin lugar a la duda.

Alvaro Romero Ferreiro dijo...

Toda la razón Rafael, pero me surge una duda o dilema. Ese fin de semana, nosotros DEBEMOS hacer lo que hacemos siempre; rendir homenaje a nuestros muertos más insignes. Si lo hacemos o lo intentamos, como creo que debiera de ser nuestra intención, sé que estamos haciendo lo que ZP y RuGALcaba necesitan esa semana.....tensión y que se pronuncien sobre ella sus contrincantes politicos, que como todos sabemos se nutren de un franquismo sociológico bastante importante.¿Que hacemos?¿ dejamos nuestros homenajes porque benefician a ZP y perjudican a Rajoy?...un lio que tenemos unos meses para dilucidar y me temo que aparte de la tensión generará, hagamos lo que hagamos, nuevas divisiones en el patriotismo.

Publicidad: