Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

jueves, 3 de marzo de 2011

SOBRE UN EVIDENTE DELITO.

Delito cometido por el Partido Popular que, tras unas informaciones -por decir algo- del diario Levante -que recoge, faltaría más, El Plural- ha decidido prescindir de los servicios del profesor Isidro Juan Palacios, por sus antecedentes políticos.
Don Isidro Juan Palacios -dice la prensa- "estuvo vinculado a la organización neonazi Cedade", y en el PP -según El Plural, repito- achacan la contratación a que les pareció que tenía un buen currículum profesional y a que desconocían sus antecedentes políticos, por lo que aseguran que “ya no contaremos con él”.
Despues de estas afirmaciones, queda patente el delito de discriminación, por la vulneración del artículo 14 de la Constitución: Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
Es también evidente la vulneración de la Ley de Igualdad de Trato que estudia el Gobierno, lo cual comunico por si tienen a bien tomar nota los señores fiscales, y por si negarle el trabajo a una persona por razón de su pensamiento fuera igual de grave que llamarle feo.

2 comentarios:

Carlos Fernández Ocón dijo...

rafael, esta vez yo te diría que eres un ingenuo, pero imagino que no solo no lo eres sino que lo denuncias a sabiendas de que es inútil.
"Artículo 14", "Constitución", "Ley",... ¿cuánto hace que todo eso no significa nada?. Hoy había pegado esto en el blog:
"No hay peor tiranía que la que se ejerce a la sombra de las leyes y bajo el calor de la justicia".
Montesquieu

Sí que hay peor: la tiranía que dice ser democrática pero QUE NI SIQUIERA CUMPLE SUS PROPIAS LEYES y exige y exige y exige sin límite a los ciudadanos.

Saludos

Martín Ynestrillas dijo...

Hasta hoy, y a través de mi buen amigo Oltra, no había sabido nada de esta noticia. Ayer entrevisté a su hermano en La Gran Esperanza sin saber nada de esto. Una pena, porque hubiera querido manifestarle mi simpatía, mi solidaridad y mi respeto por quien una vez más, cae víctima de las barbaridades de aquellos que te apartan de la vida pública por tus ideas - ya no actuales, que nada saben de ellas, sino las de hace 20 años - minetras se llenan la boca diciendo hacerlo en nombre de la democacia y la libertad. De verdadeo asco y de verdadera repugnancia podría llegar a morirme viendo estas cosas entre los aplausos de basura intelectual como la de Levante y Público.

Publicidad: