Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

jueves, 18 de noviembre de 2010

SOBRE LOS VIKINGOS DESCUBRIDORES.

Cuenta El País que unos investigadores del CSIC han descubierto ADN de orígen amerindio -o sea, de América- en Islandia, lo cual demuestra, a su parecer, que los vikingos viajaron a ese Continente en torno al año 1000. El estudio se ha hecho en colaboración con la Universidad de Islandia y la empresa farmacéutica Decode Genetics, ambas de Reikiavik, lo cual no tiene por qué suponer nada especial. O sí.
En todo caso, el hecho no resta ningún mérito a Colón, y menos aún a España. Porque los vikingos pudieron llegar, pero nunca supieron que habían llegado, ni a donde, ni qué significaba aquello. Se volvieron a casa, o se fueron y retornaron de vez en cuando, pero jamás supieron que habían descubierto un nuevo Continente.
Ya lo dijo José Antonio, con respecto a los navegantes vascos que también llegaron a América antes que Colón:
-
Acaso siglos antes de que Colón tropezara con las costas de América pescaron gentes vascas en los bancos de Terranova. Pero los nombres de aquellos precursores posibles se esfumaron en la niebla del tiempo. Cuando empiezan a resonar por los vientos del mundo las eles y las zetas de los nombres vascos es cuando los hombres que las llevan salen a bordo de las naves imperiales de España. En la ruta de España se encuentran los vascos a sí mismos. Aquella raza espléndida, de bellas musculaturas sin empleo y remotos descubrimientos sin gloria, halla su auténtico destino al bautizar con nombres castellanos las tierras que alumbra y transportar barcos en hombros, de mar a mar, sobre espinazos de cordilleras.
-
¿Queda claro quien, cómo y cuándo se descubre un Continente?

1 comentario:

Soldado Vikingo dijo...

También hay un libro que explica que los chinos dieron la vuelta al mundo antes que nadie. Pero si no lo patentaron...¡se siente!.

Publicidad: