Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

miércoles, 20 de octubre de 2010

SOBRE UNA ENCUESTA INELUDIBLE.

Me llega el enlace a una encuesta de La Vanguardia en la que preguntan si resulta excesivo el coste de la visita del Papa a Barcelona.
La intención, evidentemenmte, no es otra que la de atacar a Su Santidad y a la Iglesia, con el deseo de un abrumador SI que municione a tanto imbécil como anda por ahí diciendo que ese dinero se emplee en dar de comer a los hambrientos, sin pensar -verbo de imposible conjugación por un cuadrúmano- que el alimento mas necesario es el espiritual, y que si en algún sitio hace falta es en nuestra desgraciada sociedad.
Así es que invito a mis amigos y camaradas lectores a votar en la referida encuesta, expresando clara y rotundamente que NO es mucho ningún coste por tener cerca la voz del Vicario de Cristo; y que aún sería más barato si Su Santidad, en un ratito perdido, pudiese limpiar algo de la mugre que atesora la Iglesia española.
Y si esto no fuera suficiente motivo, siquiera sea por jorobar, que también es, a veces, una Obra de Misericordia.

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20101019/54045903378.html
__

2 comentarios:

Maite C dijo...

¡¡Bravo Rafael!!.
A esto se le llama ser efectivo.

Hay que apoyar al Santo Padre por encima de todo.

Soldado Vikingo dijo...

Voté que no.
¡Más caro nos sale a los españoles tener a Zapatero donde está!.

Publicidad: