Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

martes, 5 de octubre de 2010

SOBRE LA PALMADITA MARROQUI.

El Mundo, 5/10/2010:
un ciudadano magrebí cuya identidad no ha trascendido, ha atacado hacia las 9.30 de la mañana con un cuchillo a una vecina que realizaba la compra en la calle Miguel de Roncali de Cornellà.
Luego resulta que la gente se echa a la calle para protestar, como hace unos días en Torrent, porque un morito ha asesinado a un vecino del pueblo, y ya estamos liados con el racismo, la xenofobia, la intolerancia y la gilipollez. Acaso como desagravio, nuestro muy amado Gobierno rodriguero, le suelta 57.000 eurillos de nada a una asociación marroquí que reivindica Ceuta y Melilla para su amo Mohamed.
Quizá por todo ello, Marruecos felicita a España por la ‘integración de los inmigrantes y la protección de los derechos de los trabajadores migratorios, así como por su lucha contra el racismo y la xenofobia’.
Es lo único que nos faltaba, despues de ponernos a la altura de Chavez, Morales, Castro y algún otro mico que se me pasa: que viniera el mojamé a darnos palmaditas en la espalda por lo bien que le hacemos la colada.

1 comentario:

Apañó dijo...

Equipos informáticos gratuitos, a cargo de los contribuyentes del ayto, para una asociación musulmana de cierto municipio catalán cuyo nombre no quiero citar.
Y eso ocurre en un cutre-salchichero ayto catalán, donde cada vez se abren más comercios musulmanes y ya hay un par de mezquitas...
¡Qué no nos pase ná!
Así, deben pensar los mojamés, da gusto invadir, sumisa y talanteramente, y no a las bravas como hizo el inepto de Tarik. :)

Publicidad: