Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

lunes, 13 de septiembre de 2010

SOBRE NUEVOS DATOS CIENTIFICOS.

Hace unos días comentaba la afirmación de don Stephen Hawking acerca de que con las Leyes de la Física no hacía falta Dios, y algún día después profundizamos en el tema gracias a los comentarios recibidos.
Según decía entonces El País, Hawking "explica en un libro que el Big Bang es una consecuencia inevitable de las leyes de la física", y, por tanto, "no es necesario invocar a Dios."
Ha hecho falta poco tiempo para que la realidad -que es de lo más físico que hay- venga a poner en su sitio al señor Hawking y otros mentecatos soberbios, porque -según la web Tendencias Científicas recoge en el titular- las leyes físicas no son las mismas en todo el Universo.
Este descubrimiento procede de un estudio de la Universidad de Cambridge y de las Universidades de Nueva Gales del Sur (UNSW) y de Swinburne, en Australia. Y -en lo que mi ignorancia me permite entender- se resume en este párrafo:
-
Según Murphy (1), la constante de estructura fina, y otras constantes fundamentales, son absolutamente centrales en las actuales teorías de la física. “Si estas constantes varían, necesitaremos una teoría mejor, más profunda”, señala el investigador.
-
¿Se me permite indicar a los ombligomundistas como el señor Wawking que se bajen del burro de la soberbia, y -ya que sus conocimientos se demuestran científicamente incompletos y a veces erróneos- dejen de sentar cátedra sobre temas que no les coresponden?
-
__
(1) astrofísico de la Universidad de Swinburne.

1 comentario:

Soldado Vikingo dijo...

Es lo que tiene la ciencia: que una ley puede ser no válida si se encuentra otra más razonable y creíble. Ahora damos como algo absoluto el darwinismo y la teoría de la gravedad de Newton, pero...¿y si mañana se elaboran teorías sobre esos temas con muchas más pruebas que las mencionadas?. Pues dejarían de valer.

Publicidad: