Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

viernes, 2 de julio de 2010

SOBRE LA LESION.

La del presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, sufrida ayer mientras disputaba un partido de fútbol con sus compañeros de partido, y que le ha supuesto la rotura de ligamentos del tobillo y del peroné.
 
Al parecer, a nadie se le ocurrió sacrificarle para evitarle sufrimientos.

1 comentario:

SPEER dijo...

Fe de erratas:
Donde diga Basagoiti, léase...BESUGOiti.

Publicidad: