Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

jueves, 17 de junio de 2010

SOBRE LAS PERDIDAS DE LA BANCA.

La Asociación Española de Banca ha comunicado que en el primer trimestre del presente año los beneficios de los bancos han disminuído en un 4,1%, lo que supone 163 millones de euros.
Así dicho, como acostumbran, la cosa es casi para ofrecerles una ayudita, hacer una colecta en la oficina o la obra, en el metro o la puerta de la iglesia.
Abandone la tentación, hermano. Esa bajada de beneficios supone que los bancos han ganado, en un trimestre, 3.888 millones de euros. Cifra que, así escrita, -a mí por lo menos- sobrepasa un correcto entendimiento para los que no estamos versados en economía, en matemáticas y en cifras gordas.
Para mejor comprensión, les diré que 3.888 millones de euros en un trimestre suponen 43.200.000 euros al día; 1.800.000 a la hora; 30.000 al minuto y 500 euros por segundo. Para comprender aún mejor: los bancos han ganado cada segundo del primer trimestre el equivalente al coste mensual de una hipoteca, más o menos.
Después de esto, ¿a alguien más le parece una vergüenza que las fusiones entre las cajas de ahorro -por ejemplo Cajamadrid y Bancaja, que está reciente y calentita- se sustancien con desaparición de puestos de trabajo, prejubilaciones que cualquiera sabe como se pagan, y con solicitudes de ayuda del FROB famoso?.

1 comentario:

Apañó dijo...

Hay que tener en cuenta, además, que la noticia habla de reducción de beneficios, es decir, LOS BANCOS SIGUEN OBTENIENDO BENEFICIOS a pesar de la que está cayendo.
La banca española sigue siendo una de las más fuertes y saneadas de Europa (Santander, BBVA) pero está claro que a sus accionistas les duele ganar menos, razón por la cual tienen que mandar empleados al paro. Todo sea por seguir manteniendo sus privilegiadas vidas de lujo.
¡Hay que joderse!

Publicidad: