Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

viernes, 16 de abril de 2010

SOBRE LA DEMANDA EN ARGENTINA.

Presentada por unos cuantos fantoches, que de algo tienen que vivir, los cerdos, por los "delitos de genocidio y/o lesa humanidad" del franquismo.
Lo curioso es que -lo cuenta El Mundo- además de los que se apuntan a cualquier bombardeo -Abuelas de Plaza de Mayo de Argentina, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, asociaciones de memeces histéricas- está el Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, acaso buscando que tengamos otra guerra para ejercer su mediación, que también los hijoputas tienen que vivir.
Y lo más curioso, es que hacen acusaciones como estas:
-
- ... en 1936 Elías García Holgado "fue encarcelado en las prisiones de Madrid y de Salamanca" y "fusilado el 5 de julio de 1937, luego de un proceso sumarísimo, condenado por adhesión a la rebelión" contra los seguidores de Franco.
-
Pues miren, no entiendo cómo, estando encarcelado en Madrid en 1936, acabó en Salamanca en 1937. Lo mismo resultaría util que estos necios se repasaran por encima la historia, y se enterasen de que Madrid no se rindió hasta finales de marzo del 39, en tanto que Salamanca fué zona nacional desde el principio.
¿Tal vez al señor García Holgado le había enchiquerado la República como delincuente común, antes de la guerra? ¿Le entrulló tras el 18 de julio por iguales motivos? Porque es evidente que la República no le iba a encerrar por rojo, digo yo, salvo rencillas inter-rojeras: socialistas contra comunistas, comunistas y socialistas contra anarquistas, todos ellos contra los republicanos burgueses de Azaña... y todos contra la quinta columna, formada -según los que fueron asesinados- por curas, frailes, monjas, católicos sin graduación portadores de rosarios, medallas o estampitas; peritos químicos que en la ausencia de callos mostraban ser tiranos burgueses y explotadores, militares republicanos que pretendían sujetar a los milicianos sobre el terreno...
Bueno, a lo que iba: que lo mismo este referido señor fue liberado de las cárceles madrileñas de la República, para que pasara como espía a la zona Nacional lo que -con la Convención de Ginebra, entonces vigente, en la mano- justificaría su fusilamiento.
-
- "El señor Severino Rivas y los familiares de Inés García Holgado fueron víctimas de una técnica de homicidios perfeccionada por La Falange Española, que denominaba 'paseos' los fusilamientos por la espalda de los presos a los que los sublevados no sometían a un juicio, cuyos cadáveres eran dejados al costado de los caminos".
-
¡Coño!, esto si que es conocer la verdad de lo ocurrido, aunque con el pequeño error de cambiarlo de bando; y véase, no digo ya al fascista de Agustín de Foxá, sino al socialista Arturo Barea.

3 comentarios:

27 puntos dijo...

Además de ser unos revanchistas asquerosos, son unos ignorantes integrales.-

R C E dijo...

Son unos manipuladores, o unos bestias, a elegir. O ambas cosas.

Rafa España dijo...

¿Pero vós en qué pensais?. ¿No os dais cuenta de que son unos BOLUDOS?

Publicidad: