Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

lunes, 11 de enero de 2010

SOBRE LOS EMBALSAMAMIENTOS.

Cuenta El Mundo que una emisora británica busca un voluntario, enfermo terminal, para ser embalsamado al modo de los antiguos egipcios.
De fuentes bien informadas, me llega la noticia de que la candidatura de doña María Teresa Fernández de la Vega ha sido rechazada porque sería imposible diferenciar entre antes y despues del proceso.
Don José Luis Rodríguez ha sido igualmente rechazado, ante la imposibilidad de extraerle el cerebro por las fosas nasales.

1 comentario:

Soldado Vikingo dijo...

Que prueben con Leire Pajín.

Publicidad: