Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

viernes, 22 de enero de 2010

SOBRE LAS PENSIONES QUE NO SE PODRAN PAGAR.

Que eso es lo que dice una comisión de presuntos expertos, según cuenta El Imparcial: que o se alarga la vida laboral más allá de los 65 años, o dentro de una docena de años no habrá fondos para mantener el sistema.
La comisión la forman entre otros -ojo- el señor Rato, supuestamente derechista y capitalista a más no poder, y el señor Fidalgo, ex secretario general de CCOO, lo que le presupone la condición de sindicalista e izquierdista. Lo cual quiere decir que los pobres desgraciados que trabajamos para mantener el cotarro estamos en mitad de la mandíbula.
El estudio que han presentado indica que habría que modificar los cálculos con que se determinan las pensiones, y que habría que prolongar la vida laboral, esto es, alejar la jubilación.
Evidentemente, si las pensiones se rebajan a la mitad supondrá un considerable ahorro. No sólo ese 50% mensual que no se pagará, sino los años que se ahorrarían en cuanto el pensionista se mueriese de hambre.
Y si prolongamos la edad de jubilación hasta los 90 años, el éxito contable será enorme: cobrarán pensión unos pocos y afortunados longevos, y durante -lógicamente- pocos años.
Así es que ya saben ustedes: vótenle a la derecha del señor Rato, o a la izquierda del señor Fidalgo. O pregunten a quien lo pueda saber qué sueldos y propiedades tienen estos señores.

1 comentario:

Soldado Vikingo dijo...

Algunos la cobrarán mas tarde o en parte, ¿pero que voy a cobrar yo?.

Publicidad: