Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

jueves, 19 de noviembre de 2009

20 - N


2 comentarios:

RAFA ESPAÑA dijo...

Franco y José Antonio. Dos personas de trayectoria personal tan distinta, son referente para toda persona de bien por el ejemplo de entrega, de honestidad, de rectitud y servicio.
Son, tan distintos ellos, el estímulo para saber que puede haber una España mejor. Ellos nos la enseñaron.
73 y 34 años despues, continúan, hoy mas que nunca, marcando el camino.
¡PRESENTES!

soldado_vikingo dijo...

Pienso que su recuerdo ayuda mucho en lo referente a jovenes como yo.
Se que no soy ni la minima parte de lo que fueron ellos, ya que yo he nacido y crecido en un sistema totalmente diferente, pero por algo se empieza...

Publicidad: