Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

sábado, 17 de octubre de 2009

SOBRE "CATOLICAS" RARITAS.

Porque esto -raritas- es lo menos que se les puede llamar a un grupo denominado red latinoamericana de Católicas por el derecho a decidir, y que dicen que la Iglesia Católica sólo representa al Papa, y que ellas quieren abortar, y que las manifestaciones provida no refleja el sentir de la mayoría, y otras cosas igualmente chuscas que relata Público, con la habitual fruición carroñera.
Verán ustedes: a mí, el simple nombrecito de su grupo ya me dice bastante de su cultura, porque por mucho que se llamen latinoamericanas, ninguna de ustedes se ha quedado preñada -sí, preñada- de Julio César. Me juego el bigote.
Dicho esto, tengo que recordarles que a nadie se le obliga a sentirse y llamarse católico, y que ustedes pueden apostatar si gustan, o simplemente buscarse otra Iglesia más complaciente con sus ideas. O hacer lo que les venga en gana, irse con la música a otra parte y dejar de tocar los cojones, sencillamente.

2 comentarios:

soldado_vikingo dijo...

En todo caso seran hispanoamericanas, latinos son los pueblos herederos de la cultura romana, como Italia, España o Francia.

27 puntos dijo...

AMÉN RAFAEL.-

Publicidad: