Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

domingo, 2 de agosto de 2009

SOBRE LAS CONDICIONES PARA EL FIN DE ETA.

Dice el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que el final de la banda no va a ser dialogado, refiriéndose, evidentemente, a ETA.
Las declaraciones del señor Rubalcaba animan a hacer un breve ejercicio de lógica. Porque si el PSOE ha negociado con ETA, y el PP ha negociado con ETA, cosas ambas conocidas y evidentes, entonces cabe concluir que el final de ETA no vendrá de PSOE ni de PP.
Así es que ya saben qué hay que hacer los que recuerden algo de aquello de los silogismos, cosa que estudiábamos en el Bachiller cuando en España se estudiaba algo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Alguien cree al bandolero este?,es igualito que el "Algarrobo"estarán "dialogando" o bajandose los pantalones.Antón

Anónimo dijo...

Debemos contemplar el problema en su raíz, donde es posible solucionarlo, ¿quienes están adoctrinando a los "etarras" entre comillas, esa basura no merece ni tal nombre.

Mario Saladich dijo...

No comprendo muy bien tu lógica. ¿Quieres decir que tanto PSOE como PP, no acaban con ETA, por que les falta la voluntad política de hacerlo, aun teniendo suficiente capacidad para ello? ¿Significa eso que los anteriores gobiernos, incluidos algunos gobiernos del franquismo, carecían de capacidad, ya que les supone la voluntad?

Mario Saladich dijo...

Por cierto; lo de prestarse a mediar o a negociar con banda armada, debe reportar, sin duda, algún beneficio político nada desdeñable. Sin ir más lejos; algún que otro epíscope de nuestra santa y apostólica, también lo está considerando ¿Lo sabías, verdad?

RCEC dijo...

Mi lógica, amigo Mario, es que si "el final de la banda (etarra) no va a ser dialogado" -según declaraciones de Rubalcaba- ese fin no puede venir de PSOE ni de PP, porque ambos han negociado con ETA y lo volverán a hacer en cuanto les resulte políticamente rentable.

Por supuesto, se que los llamados obispos baskos están bien dispuestos, no sólo al diálogo, sino a la apología del terrorismo.

Publicidad: