Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

sábado, 11 de febrero de 2012

SOBRE EL "PUBLICO" ANTICONSTITUCIONAL.

El periodiquillo Público -ese que está en la más indecorosa ruina, porque una vez perdidos los untes monclovitas no vale ni para... bueno, eso que están pensando- se permite el siguiente titular: "Un alcalde del PP exhibe una bandera preconstitucional."

Y esto -entreverado con los consiguientes comentarios de los tocinos semianalfabetos que no distinguen las churras de las merinas, ni el culo de las témporas- se lo permite un panfleto que sobre su cabecera vende banderillas de la Segunda República, y ahí está la foto.

2 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

Yo en ese periódico he llegado a ver publicidad de una entidad capitalista privada como el Banco Santander... ¿Casualidad?

Ocón dijo...

Sí que parece 'pre', muy 'pre'. ¿Habrán visto la Constitución alguna vez?, ¿habrán leído algo además de instrucciones?

Publicidad: