Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

lunes, 30 de enero de 2012

SOBRE NO USAR LAS ARMAS.

Contaba ayer El Mundo que el dirigente de la izquierda abertzale, Rufi Etxeberria, asegura que aunque la banda terrorista ETA no haya iniciado su desarme y sus integrantes porten armas, estas "no van a ser utilizadas en ningún momento.
Afirma también el susodicho que ETA ha mostrado su compromiso de no utilización de armas en ningún caso, aunque porten esas armas.
Vamos, algo así como que los etarras tienen las armas por gusto coleccionista, y si las llevan es para hacer bonito -quizá porque hacen juego con la capucha-, o para llevar peso en el bolsillo y que el viento no se los lleve.
El problema, señor Echeverría, es que algunos -tal vez incluso muchos- tenemos cierto gusto por la colección de armas, pero para tenerlas debemos pasar un exámen médico, una rigurosa investigación de antecedentes penales -y, obviamente, carecer de ellos-, unas trabas burocráticas y unos plazos administrativos para la renovación del permiso y la revista de armas. Y esta discriminación no es justa.
¿Qué le parece, señorito Echeverría -según Minuto Digital son ustedes, los separatistas terroristas de Vascongadas, pijos, aburguesados y millonarios- si abrimos el grifo de armas para todos, y los que no somos asesinos, ni ladrones, ni falsificadores, ni secuestradores, ni extorsionadores, también las podemos llevar?. Por supuesto, bajo la misma garantía de que no las vamos a utilizar que las ofrecidas por ETA.
¿Qué, hace?

6 comentarios:

Ocón dijo...

Otro gallo cantaría, o Akí dejarían todos de 'cantar' si abriéramos el grifo de las armas para todos.

No sé, de todos modos, qué arma es la más peligrosa: acabo de leer que Pepiño no quería posicionarse en su blog sobre las elecciones americanas 'para no influir en el resultado'. Esta arma, la insuperable estupidez, viene matando muchísimo más que ETA, con mi más sentidas disculpas a las víctimas y familiares, pues también es esa arma, 'la insuperable estupidez', la que siempre a armado, dado fuelle y hasta justificado a ETA. Además.

Ocón dijo...

'Este' arma, sería ¿no?. Perdón

Ocón dijo...

'ese arma', ¡caramba!, 'ha armado', ¡jolín!

Rafael C. Estremera dijo...

Tranquilo, Carlos, que cometer erratas es propio del que escribe. Quien nunca las comete es quien se queda al márgen.

Lo de Pepiño -y tantos otros similares- es la clara plasmación del ombligomundismo. Son tan cenutrios, que piensan, no digo ya que a alguien le importen sus opiniones, sino que en USA los conocen.

La estupidez es, por supuesto, un arma peligrosísima. Pero esa no la podríamos utilizar la mayoría de los ajenos a la Casta.

Anónimo dijo...

Es "esa arma", no "ese arma".

Anónimo dijo...

pepiño es mucho

Publicidad: