Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

viernes, 11 de noviembre de 2011

SOBRE LA MERIDIANA CLARIDAD.

Primero copio algunos de los entrecomillados -que se suponen cita textual- de lo que publica la prensa acerca de la entrevista que ETA se hace en Gara, y luego hablamos, si ustedes gustan.
-
La Gaceta (11.11.2011):

"En este tema existe una gran utilización política y manipulación. La principal víctima del conflicto es Euskal Herria, un pueblo que han pretendido hacer desaparecer y que ha sido continuamente agredido. Las principales víctimas han sido las vascas y los vascos"

"No podemos estar de acuerdo con ese propósito de condenar la lucha por la libertad. Sabemos lo que es perder compañeros de lucha, qué es el dolor, qué supone no tener al lado a los seres queridos",

"...hay múltiples víctimas y sufrimientos generados por la violencia de los estados que siguen sin ser reconocidos: el terrorismo de estado, la tortura, los asesinatos de militantes de ETA, la violencia de las fuerzas policiales...".

"...en estos 50 años, la lucha armada ha hecho una gran aportación para llegar al momento actual y para generar las condiciones existentes".

"...tres temas principales: la vuelta a casa de todos los presos y exiliados políticos vascos, la inutilización de las armas de ETA y la desmilitarización de Euskal Herria".

"El final de la confrontación armada no podría entenderse si Euskal Herria permanece llena de fuerzas armadas"... "Las páginas más oscuras de ese relato que hemos mencionado las ha escrito la Guardia Civil"

"El proceso no se va a desarrollar sólo en la mesa negociadora. La reivindicación y la presión popular tienen una función decisiva".

"...no se ha producido ninguna reunión directa entre ETA y el Gobierno de España". "Sin embargo, podemos decir que, en los últimos meses, hemos tenido un conocimiento mutuo y, que nosotros sepamos, el PP está al corriente".

* * * * *

Bien; dije que después hablaríamos, pero... ¿hay algo de que hablar? ¿No está claro? ¿A alguien le queda la menor duda de lo que quiere ETA? ¿A alguien le queda la menor duda de que el Gobierno y el PP están al corriente de todo?

¿A alguien le queda duda de lo que ETA pone como condición sine qua non? ¿Alguien no se ha enterado de que es lo mismo -exactamente lo mismo- por lo que ha matado desde siempre?

¿Aún no se han enterado de que la "lucha armada" ha sido útil para llegar a este punto? ¿Alguien cree, de verdad, que este punto es aquél en que el Estado se baja los pantalones?

Pues quien no esté enterado de todo esto -que lo dice ETA, coño, que no lo digo yo- apréstese a ser partícipe, acaso regocijado, de la próxima sodomización.

Por mi parte, sólo remitir al comentario de ayer, al que también pueden acceder desde la imágen que en los blogs nacionales representa las únicas intenciones posibles hacia ETA y sus cómplices.

Máxime, teniendo en cuenta que la famosa entrega de armas, sería -ni más ni menos- la que refleja la viñeta de mi camarada Jota F.


Entre paréntesis: mis intenciones serían muy otras, y más cerca que de la cárcel de cinco estrellas andarían próximas al invento del doctor Guillotin -tan liberal, igualitario y fraternal- y casi mejor a la acreditada fórmula del juez Lynch, por aquello de la participación popular.

1 comentario:

Ocón dijo...

Mucha moral tienes Rafael al acompañar los textos de las imposiciones y justificaciones mafiosas con aportaciones personales. Ni aún siendo preguntas retóricas.

Después de décadas de procedimientos de control mental por parte de unos y procedimientos de control 'físico' por parte de otros y estando de acuerdo unos y otros y siendo lo mismo y buscando objetivos idénticos... la única herramienta válida y útil sería la del doctor francés o una de similares características. Y eso "estaría muy mal visto", no sería nada memocrático y estaría entre los fascismos y violencias que sí prohíben las justicias imperantes a día de hoy.

Publicidad: