Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

lunes, 30 de mayo de 2011

SOBRE GACETILLEROS IDIOTAS.

Idiotas -en acepciones tercera y cuarta, y probablemente segunda-; imbéciles -en primera-; cretinos -en segunda-; tontos -en primera-; alelados -única-; mamarrachos -en todas-; y, así, en general, cuanto gusten.

Vale; ya se que con estas deficiones hay infinitos candidatos, así es que perfilaré mejor. ¿Qué pensarían ustedes si leeen esto:

"En el podio sonó el himno español con letra franquista."

Y a continuación esto otro:

"La megafonía reprodujo la Marcha Real, pero con la letra que le puso José María Pemán antes de la Guerra Civil a petición de Miguel Primo de Rivera".

Pues eso se lee -ambas cosas, la primera frase en titular, las siguientes en el texto- en la página 14 de ADN de hoy, edición papel de Madrid.

También ladra El Plural, con su habitual gilipollez e ignorancia -ni siquiera saben el nombre del autor de esa letra anterior a la Guerra, y le llaman José Pemán- y con sus tradicionales mentiras. Porque todos los que no somos tontos de baba, sabemos que ni esa ni ninguna otra letra ha sido jamás oficial. Y con Franco, menos.

¿Tiene explicación todo ello? Sí; las recogidas en el primer párrafo: cretinos. Y tambien hideputas.

1 comentario:

Carlos Fernández Ocón dijo...

Sí, esta vez me temo que más que desconocimiento o idiotez es pura mala leche sin rubor ninguno por las inexactitudes (mal)intencionadas.
¿Cómo salirse de guiones tan magreados ya?

Publicidad: