Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

lunes, 30 de mayo de 2011

SOBRE EL CABREO.

Dice Minuto Digital que los comunistas se quejan de que el Diccionario de la Real Academia de la Historia “exalta” la figura de Franco.

Ello, a cuenta de que no se le considera como dictador, asesino, genocida... en fin, todas esas cosas que a los comunistas le gusta llamar a quien no sea comunista -y a veces incluso a quien lo sea, véase Trotsky-, sino creador de un régimen autoritario, que no totalitario.

Pero es que los comunistas se olvidan de que esa definición la hace la Real Academia de la Historia y, por tanto, se atiene a la Historia.

3 comentarios:

Carlos Fernández Ocón dijo...

¿Aún queda alguien haciendo su trabajo con unos mínimos de decencia y orgullo profesional?. Eso me gusta. Me sorprende muchísimo y muy gratamente.

Carlos Fernández Ocón dijo...

Había leído esto y no me lo acababa de creer:
http://batiburrillo.redliberal.com/014848.html#more


Un abrazo rafael

Rafael C. Estremera dijo...

Gracias Carlos, no había visto ese artículo.

Publicidad: