Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

domingo, 20 de marzo de 2011

SOBRE LAS ALIANZAS FAMILIARES.

Las de don José Luis Rodríguez, de cuya prole -a despecho del señor Presidente- siguen cundiendo noticias, suposiciones o invenciones.
Por mi parte, líbreme Dios de prestar oídos a los sumores, pero el caso es que la web Noticias Gran Canaria -citando el portal de noticias ‘Nador City’- se hace eco de un posible noviazgo entre la hija mayor del señor Rodríguez y un estudiante marroquí, que podría -dicen- finalizar en matrimonio previa conversión al Islám de la cría del Presidente.
En principio, podría parecer imposible que una joven educada en los valores del señor Rodríguez -esto es, en el medalaganaporquesoymumodelno-, capaz de vestirse de adefesio en una recepción con el Presidente de los Estados Unidos, se vaya a someter al modelo islámico de matrimonio.
Sin embargo, me asalta la duda de si no será su gusto estético y el conocimiento de sus propios merecimientos estéticos, los que habrán inclinado a la señorita Rodríguez al uso del burka.
Indudablemente, su aspecto ganaría mucho.

2 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

Esa noticia la leí hace tiempo. ¿Estaremos asistiendo al nacimiento del "islam-progre"?.
¡Dios nos libre!.

Apañó dijo...

ya hace tiempo que está entre nos el marxismo-islamista.
¡Lagarto, lagarto!

Publicidad: