Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

domingo, 11 de octubre de 2009

SOBRE LOS NOMBRES DE LAS VACACIONES.

Así lo cuenta El Imparcial:

La vicepresidenta de la Federación de Asociaciones de Padres de Cataluña, Lola Abelló, ha propuesto al Consejo Escolar de Cataluña cambiar el nombre de las vacaciones de Navidad y de Semana Santa y desligarla del calendario de las celebraciones religiosas "para atender las diferentes sensibilidades presentes en las escuelas hoy en día". La propuesta es que se llamen vacaciones "de invierno" y "de primavera".

De acuerdo, siempre que a cambio la Federación de Asociaciones de Padres de Cataluña pase a llamarse Entroncamiento de Necios Emasculados (ENEMA), al efecto de que todo el mundo sepa, de entrada, con qué piensan y qué limpieza necesitan para sus neuronas estos gilipollas.

3 comentarios:

pasoslargos dijo...

Esto, que vayan a los países islámicos o europeos, e intente de cambiar sus festividades por las españolas y que aleguen lo que estos sinvergüenzas alegan aquí, a ver que sucede.

Cierra España.

27 puntos dijo...

Apoyo tu moción.

soldado_vikingo dijo...

Menuda gilipollez, yo llevo toda la vida en la enseñanza publica y jamas han quitado los nombres religiosos a las vacaciones, no se por que tienen que hacerlo ahora.

Publicidad: