Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

martes, 29 de septiembre de 2009

SOBRE EL MADRID OLIMPICO.

Todo el mundo que tiene mando en plaza -o plazuela, o plazoleta, o cuchitril con derecho a largar- y voz en radio, televisión y grabadora de prensa, dice que quiere que le caigan a Madrid las Olimpiadas del 2016.
Caigan digo, y lo digo porque mi opinión -a fuer de libre- es totalmente la contraria.
No quiero ni por asomo que en Madrid me metan más obras, obrillas y obruelas con la coña de las Olimpiadas; no quiero que los Juegos justifiquen más deuda municipal, ni más subidas de impuestos y tasas locales, ni más multas recaudatorias.
No deseo ni por casualidad que nos aplasten durante dos o tres meses con la seguridad de los mandamases que acompañen o visiten a sus atletas y, sobre todo, vengan a hacerse la foto y darse buena vida a costa de que cada vez que vayan a comer, cenar, tomarse el aperitivo o lo que gusten, nos tengan las calles cortadas hasta que pasen las caravanas de diez o doce coches de escolta por cada uno con percebe campanilludo dentro.
No me apetece ni por el forro quedar sujeto por lo que me quede de vida a las deudas que traerá la mala gestión, consustancial a nuestros demócratas pijoprogres, y ahí tienen la Exposición Universal de Sevilla, que aún la estamos pagando.
En definitiva, que no quiero que Madrid sea sede olímpica, que espero fervientemente que el señor Gay-ardón se traiga un hermoso NO de donde sea que haya ido a consultar el oráculo del COI, y que nos dejen en paz a los habitantes de Madrid.
Todo lo cual digo ahora, cuando faltan dos o tres días para el evento otorgante, para que nadie piense que toreo a comité olímpico pasado.

3 comentarios:

soldado_vikingo dijo...

Yo si apoyo la candidatura, pienso que puede mejorar la imagen de España en el extranjero.

Anónimo dijo...

A mi las olimpiadas me dan lo mismo,pero pienso que algo de trabajo nos darian a los que dependemos de la construcción,aunque sirva para que manguén y especulen los de siempre,alguna migaja nos quedaria.Es verdad que las obras son un coñazo,pero si estas sirven para entretenernos mientras aparece alguien como Dios manda y que se haga cargo de España y que mande a esta gente a la mierda.Antón

SPEER dijo...

Rafael. Cuando el COI TOme la determinación, y quiera Dios que séa que NO para Madrid, saldré a celebrarlo por la Cibeles.
Los motivos que has dicho, los comparto ce cabo a rabo.
Para dejar un Madrid chupi guay, no hace falta organizar JJOO. Es como hacer limpieza general en casa solo cuando viene visita.
Ademas, del COI TOdos me parecen unos mafiosos de cuidado. Me fío muy poco de una cuadrilla que, en mi opinión, decide la sede de los JJOO según la "mordida".
Me fío muy poco de los que otorgaron la organización de los JJOO a Pekín. No me jodas! En el país donde te obligan a abortar, en la ciudad mas contaminada del mundo y donde los derechos humanos se los pasan por el arco del triunfo.
Los gerifaltes del COI TOman el dinero de los aspirantes y a vivir.
Igualmente me parecen manipulados los premios Nobel. Sobre todo el de la PAZ.
Pues eso. Que quiera Dios no nos veamos embarcados en unos fastos con factura.

Publicidad: