Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

sábado, 11 de julio de 2009

SOBRE EL DERROCHE.

El que L'Osservatore Romano, periódico del Vaticano, ha denunciado a propósito de los fichajes millonarios del Real Madrid.
Soy madridista confeso, aunque no hasta el extremo de perder una subjetividad razonablemente objetiva. Desde mi personal punto de vista, pues, concedo a L'Osservatore Romano que la millonada que han costado los ultimos fichajes del Real Madrid es algo casi indecoroso.
Paréceme, sin embargo, no ya indecoroso, sino rigurosamente obsceno, que el periódico del Vaticano critique los gastos empresariales de una entidad privada, y guarde un silencio que -de puro discreto- puede ser culpable, a propósito de los múltiples despilfarros de los poderes públicos españoles, ya que del fútbol español hablamos.
¿Que la Iglesia no se mete en política? Pues, con más razón, no se debe meter en entidades privadas.

5 comentarios:

soldado-1992 dijo...

Yo tambien soy madridista de pro y no me ha gustado que el Vaticano critique los fichajes del Madrid.A mi tampoco me gusta la imagen de prepotencia que esta dando nuestro clu,pero es que el Vaticano si quisiera hacer un equipo de futbol a base de talonario podria hacerlo perfectamente y de eso no nos quejamos ningun catolico.

R C E dijo...

Y eso que el dinero de la Iglesia es nuestro, de los que marcamos la casilla de la renta.

Apañó dijo...

Indecoroso es el Real Madrid y todos y cada uno de los clubs de primera división de las Españas.
¡Vergonzoso resulta, con la que está callendo, que el "fúrbol" siga siendo refugio y consuelo de masas y esté llegando a tales extremos de inconsciencia inmoral!

RCEC dijo...

Pues ya se ve: Franco era el que ponía futbol en la tele para entontecer al pueblo.

Por esa regla de tres, los de entonces somos unas lumbreras en comparaci´n con los seis u ocho partidos de cada semana actuales.

Apañó dijo...

Me flagelo:

"con la que está cayendo"

Publicidad: