Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

domingo, 14 de junio de 2009

SOBRE LAS SANDÍAS.

Y no me he vuelto loco, ya verán ustedes lo que quiero decir.
Resulta que -cuenta El Mundo- una vecina onubense llamada Juana Orta González ha sido detenido por colaboración con ETA, cosa que ha extrañado porfundamente al vecindario porque la susodicha siempre ha sido una persona "muy conocida por su activismo ciudadano y su compromiso con el ecologismo".
Lo que yo no comprendo es la extrañeza, porque las coincidencias entre ecologistas y energúmenos son bien conocidas, y la lo definió extraordinariamente Le Pen: los ecologistas son como las sandías; verdes por fuera y rojos por dentro.
¡Ah, claro! ¿Cómo iban a saberlo, si Le Pen es un facha y no hay que escuharlo?
Pues ahí está. Aunque lo haya dicho Le Pen.

2 comentarios:

qbit dijo...

Ah, o sea que fue Le Pen el que dijo esa frase tan acertada.

R C E dijo...

Efectivamente, hace ya bastantes años.
Luego se apropió de ella Alfonso Ussía, que no se molestó en citar la procedencia.

Publicidad: