Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

domingo, 15 de febrero de 2009

SOBRE "LOBOS Y ZORRAS" DE GONZALEZ.

Y para que no digan que me lo invento, aquí está la cita textual de El País:

"No se puede poner a los lobos a cuidar del redil o a las zorras a cuidar de las gallinas"

Tal rasgo de sinceridad de Felipe González casi me deja anonadado. Por fortuna, ya anda uno hecho a estas cosas y aún otras más chuscas.
A quien no le habrá gustado nada el epíteto de lobo, habrá sido a Rodríguez, a RuGALcaba, a Solbes... Y no digamos el otro calificativo a las lógicas destinatarias, por razones de género: Mari Tere, Leire, Bibi, Maleni...
Suerte que se haya echado amante de manera oficial, porque de esta lo dejan eunuco.






2 comentarios:

deValero dijo...

Estimado amigo:

Algo sobre una zorra comenté yo en mi vídeo ZP UN SINVERGÜENZA CON SUERTE.

Ninguna reacción por parte del Ministerio de Defensa.

Saludos cordiales.
José Luís.

Rafael C. Estremera dijo...

Bueno, es que ya sabemos que el Ejército -y el ministerio del ramo-, están para mantener la "paz" cuanto más lejos mejor.

Un saludo.

Rafael.

Publicidad: