Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

martes, 10 de abril de 2012

SOBRE COMENTARIOS A LO DE LAS MALVINAS.

Comentarios recibidos en la entrada anterior, a propósito de la Guerra de las Malvinas, que transcribo:

* * * * *


No creo que le debamos nada a los Argentinos. Nos apoyaron en tiempos de la autarquía porque Perón compartía ideología con Franco, del mismo modo que éste envió maquinaria agrícola a los Castro, comunistas, por ser descendientes de gallegos. Se enorgullecen de tener sangre española, pero a San Martin no le tembló el pulso de venderse a los ingleses para expulsarnos de allí. No veo porque debemos tener lástima de un suceso que fue provocado por los mismos que los ayudaron a independizarse. Sobre todo tras la alegría de Kirschner por no tener representante español en las celebraciones de la independencia de dos mil diez.

Lo siento, pero lo mismo que nosotros tenemos nuestro Gibraltar ellos tienen sus Malvinas. Ajo y Agua.

Un saludazo.

******


NO, seguro que no nos deben nada. Nosotros les debemos mucho: la lengua, las costumbres, la FE. El tema de SAN MARTIN es discutible. Pero lo que hagan o digan los Kirchner no tiene nada que ver con ARGENTINA, ya que esos no tienen Patria.

ROBERTO ESTEVEZ murio heroicamente defendiendo una FE, una RAZA, una CULTURA y esa es la que le debemos a ESPAÑA, le guste o no a quien fuera.

Murio peleando valientemente contra el materialismo sajon, creyendo firmemente, a diferencia del pirata usurpador, en la Resurreccion de la carne y en la vida perdurable.

MALVINAS VOLVEREMOS ¡¡¡¡¡

ROBERTO ESTEVEZ, MARTIR DE LA PATRIA: PRESENTE ¡¡¡¡

CRIOLLO Y ANDALUZ

* * * * *


Soy un viejo ya con Alzheimer....ME EMOCIONA SU BLOG, hace tiempo que lo tengo en favoritos pero mi mente se va....Nos esperan GRANDES PENAS

pero la Fé mantiene también nuestro amor a un Pueblo Grande en donde no se ponía el Sol...

Un abrazo cordial..........

* * * * *

Bien: respeto el derecho a opinar -para eso soy falangista- pero no puedo estar de acuerdo con el comentario del amigo C S Peinado.

Argentina no sólo nos apoyó en los tiempos del cerco internacional por una cierta -aunque para mi no tan clara- afinidad ideológica. O, en todo caso, el suyo no fue un apoyo meramente verbal, sino efectivo y valiente, en lo económico, en lo político y en lo diplomático.

Considerando el asunto históricamente, los criollos -esto es, los descendientes de españoles- que se independizaron de la Corona de España, no representaron la tónica general ni fueron siquiera mayoría. En las tropas realistas abundaron tanto los criollos que permanecían fieles, como los nativos hispanoamericanos. Finalmente vencieron los que el otro día llamé progres de la época -los afrancesados de América-, más que por méritos propios, por dejadez de España y por la traición de los liberales peninsulares, que preferían organizar sus revolucioncitas, sus complotitos y sus asonaditas cuarteleras, que irse a combatir en serio. A veces, como a Riego, la cosa le salía mal y pagaban con la cabeza su traición y su ineptitud.

Además, es indudable que, por mucho que hace dos siglos se independizaran de España, los virreinatos -las provincias- de ultramar, pesan en el corazón de cualquier español, siquiera sea con la nostalgia de lo que pudo ser y no fue. Así, en la Norma Programática de la Falange se hace expresa mención de Hispanoamérica con el mandato de establecer relaciones preferentes.

No digo que en 1982 España debiera alzarse en pie de guerra contra Inglaterra, fundamentalmente porque para esa época ya no teníamos con qué hacer una guerra; pero si que, como español, sentí la vergüenza de la postura gubernamental ucedarra, lamiendo las botas del mismo pirata inglés que nos tenía usurpado Gibraltar. Con que, simplemente, el Gobierno español se hubiese colocado del lado de la legalidad internacional de las Naciones Unidas, hubiese sido una posición digna y, cuando menos, coherente.

Y no ya por razones históricas y culturales, que las hay muy claras como señala el amigo CRIOLLO Y ANDALUZ; sino porque España sufre el mismo colonialismo británico en su propio suelo.

En todo caso, uno siempre siente respeto y admiración por quien muere valientemente, defendiendo su Patria y sus ideas. Incluso aunque no hubieran sido las mías.

Amigo Francisco, es un honor para mi recibir su visita. Un fuerte abrazo.

2 comentarios:

Ocón dijo...

Joder (con perdón). Lo que es seguro es que no hay otro blog como este. Venir es tomar unas bocanadas limpias para volver a una realidad muy sucia y descorazonadora.

Gracias, Rafael y visitantes todos.

Rafael C. Estremera dijo...

Gracias a tí, Carlos.

Publicidad: