Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

domingo, 27 de noviembre de 2011

SOBRE EL ACERCAMIENTO.

El de terroristas a casita -por Navidad, a ser posible- que pide don Pachi Nadie al futuro presidente Rajoy.

Lo cuenta Minuto Digital, y no cabe duda de que don Pachi pide con antelación, no se le vaya a colar alguien. Si bien lo miramos, don Pachi suele andar adelantadito, de manera que prepara las cosas con envidiable anticipación.

Vean el vídeo (o descárguense el pps si lo prefieren), y verán por qué lo digo.

3 comentarios:

Ocón dijo...

La confraternización apestosa
socialistas-socialistas la disimularon un poco en el pasado. Hoy ya ni se molestan, desde el ZP de la oposición talantosa los sociatas pistolaris y los sociatas de salón comen juntos a diario.

Esta cárcel será la envidia de los que vivamos fuera de ella. Piscina yo no tengo ni tendré nunca y de lo demás del hotelito, de vez en cuando, pagando ¿no?.

Demostrado; para vivir como un capitalista salvaje lo más rápido es ir de socialista de medrar, aún por la vertiente matarife.

Asco

Rafa España dijo...

Y en otro sentido, Fernando Savater dice que:
"Es mejor que Rajoy no haga aspavientos contra amaiur".

Este ser, mezcla de topo y trucha, es de la misma raiz que ZP. Destilan el mismo tufillo cuasipseudometaprogre que el secretario general del PSOE.
Savater...Zapatero...Sapater...Savatero...
Todo es una confabulación proetarra y antiespañola. Lo del tío Pachi, lo de Savater...
Jugosa entrevista en el siguiente enlace.
http://www.abc.es/20111128/espana/abci-entrevista-savater-201111280132.html

Ocón dijo...

He visto el enlace, rafa españa, y me he quedado bastante frustrado. Savater siempre me ha gustado, 'había' debo decir después de esta entrevista. Entrevista que no he leído hasta el final.

Será eso de la imposibilidad de coincidir al 100% con nada ni con nadie.

Un palo para mí.

Publicidad: