Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

viernes, 7 de octubre de 2011

SOBRE LA HUELGA POLÍTICA.

En la portada de 20 Minutos de hoy -edición papel de Madrid- me llama poderosamente la atención una foto, que muestra la manifestacion de estudiantes con que celebraron su huelga ayer. Si desean comprobar la mencionada imagen, pulsen sobre la que les ofrezco aquí, que les llevará a la portada del periódico en formato pdf, porque en la edición digital la foto ha desaparecido.

Bien; el caso es que los estudiantes dicen que los recortes en Educación les privan de clases. Su huelga acaso no, tal vez porque son conscientes de que su futuro pasa ineludiblemente por las acampadas gorrinas, las manifas protestofolclóricas, el lloriqueo en busca de teta a la que engancharse y -los más tontos y vagos- por algún escaño en el Parlamento. Los que además tengan máster de sinvergonzonería, y enchufe adecuado, puede que algún Ministerio, según reciente enseñanza. Cosas todas ellas para las que vociferar por las calles gritando pareados cutres, repitiendo tópicos, recreando estereotipos, vomitando cretinez, son buena asignatura.

Tal vez por eso los estudiantes, tan preocupados por su educación y tan solidarios con sus profesores, decidieron ayer mostrar su concienciación ciudadana y su interés social, sacando las pancartas, los estribillos y las banderitas a la calle.

Lástima que -la foto de que hablo lo muestra- los estudiantes que ayer se manifestaron tras la holganza escolar, sólo fueran los más atrasados, los ignorantes, los nostálgicos, los anticuados, los inmovilistas, que andan anclados en la preconstitucional banderilla de la Segunda República.

¿O es que al final van a tener razón doña Lucía Figar y doña Esperanza Aguirre, y todo esto es una huelga política?

5 comentarios:

Rafa España dijo...

Los que manejan los hilos sí saben que esto es una maniobra política, pero estos gurriatos son peones víctimas tanto de quien los manipula como del sistema educativo que les deja al final de su periplo académico pelaos como el culo de un mandril.
Por cierto.¡A Dª Lucía ni tocar!.¡Eh!. Lo confieso, mi general, esa mujer tiene algo que...
no tiene Dª Rita Barberá.
Pero donde esté nuestra "Teresita". ¡Que largos se me hacen los días sin verla!

Rafael C. Estremera dijo...

Hombre, Rafa, por tener, doña Lucía tiene que es una señora tan guapa que sólo por eso parece buena. Pero creo que eso, precisamente, sería un buen motivo para "tocar", si hubiera ocasión ;)

Todo lo contrario de Teresita, pobriña.

Rafa España dijo...

¿Pobriña?. ¿Por su tierra no decían "pobreta"?.
Mencionar en el mismo párrafo "la pobreza" y a "los sujetos en cuestión"...queda antitético,antiestético y casi antiestático. ¡Vamos, que se da de hostias!.

Rafael C. Estremera dijo...

Más bien "probeta", debe ser. Y de un experimento fallido.

Soldado Vikingo dijo...

Yo me acerqué el otro día a una que hubo en Toledo (a mirar solamente) y vi muy poca seriedad. ¿Reivindicar algo con silbatos y cantando? Y otra duda que me planteo después de haber escuchado por qué viene esto: ¿Es casualidad que salgan en defensa de la calidad de la enseñanza pública cuando los profesores ven tocados sus sueldos? Viendo el nivel del sistema educativo, su bajada de sueldo está justificada.

Publicidad: