Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

lunes, 3 de octubre de 2011

SOBRE EL CINTURON QUE NO SE APRIETA.

Y que es -entre otros muchos, pero valga como ejemplo- el de los partidos políticos. Por supuesto, el de los partidos políticos afincados en el sistema y con clientela más o menos apriscada.

Lo dice el B.O.E. del pasado día 1 de octubre:

- 21.633,33 euros por cada diputado o senador.

- 0,83 euros por voto recibido por cada candidatura que obtenga uno o más diputados.

- 0,33 euros por voto obtenido por cada senador electo.

- 0,22 euros por elector de cada circunscripción, si el partido obtiene grupo parlamentario y justifica el envío de propaganda electoral por correo.

Y limitación del gasto de los partidos durante la campaña electoral; esto es, durante los quince días de duración de la campaña, lo cual quiere decir que todo lo que se gasten en actos, conferencias políticas, saraos varios, visitas generosas, despiporres múltiples, desde hace siete años -que es lo que llevamos en campaña electoral- no se contabiliza ni fiscaliza. Sólo lo de esos últimos quince días.

¿Soy el único que piensa que este sisteme memocrático es demasiado caro para ser tan inútil?

3 comentarios:

Ocón dijo...

Rafael, en el enlace que puse, que es de los números del ejercicio anterior, vienen a hacer esa pregunta y lo hacen con el ejemplo de dineros/trabajo, contado en propuestas, que es una manera de las muchas de verlo.

¿Caro?, carísimo, pero ya lo dices tú, "cinturones que no suelen apretarse no", al contrario, suelen ir a contrapelo de las austeridades (ajenas).

Estos números que traes sí que hubiera sido capaz, pero en cuanto vea por aquí o por allá los resultados de aplicar las matemáticas oportunas igual les doy un espacio en mi sitio.

Aunque redujeran a la mitad, o lo que fuera, las cantidades seguiría siendo obsceno. No solo nos obligan a aceptarles como los únicos representantes posibles (la nomenklatura tiene garantizados sillones, actas y dineros incluso 'en un cuatrienio malo'), sino que nos quitan la libertad de utilizar nuestro dinero como creamos conveniente, y ellos deciden que aportemos a TODOS los partidos, sindicatos, patronal, ong's y paro la lista pa no meter la pata, pero hay mucho más, imagino.

Somos sus siervos, arruinados por ellos y sin embargo nos hacen sus mecenas obligados.
Hay algunos refranes y dichos populares para definir todo esto pero incluyen palabrotas.

Mejor lo dejo pa no estropearme/nos lo que queda de Domingo.

Saludos amigo mío

Rafael C. Estremera dijo...

Y dentro de lo malo, al menos el chorreo para los partidos del chiringuito está regulado; pero las subvenciones, ayudas, cohechos, sobornos a sindicatos, patronales, oenegés, pajinidades y bibianeces, se hacen a ojo y a gusto del generoso repartidor de nuestros cuartos.

Estas cifras son las oficiales. No puede haber otras. Bastará esperar a que la Junta Electoral Central proclame los resultados definitivos y hacer los cálculos.

En el caso de UPyD, si se le permite formar grupo parlamentario tendrá derecho a las subvenciones de gastos de correo; si no, se quedará en los miles de euros por diputado y senador, y en los centimillos de voto obtenido.

Saludos.

Ocón dijo...

Pues veremos qué les sale a cada partido, pero sobretodo a ver qué hace cada partido, caramba, que estaría bien verles trabajar a todos en relación a lo que nos cuestan y hacerlo para todos, no según ideologías, familias y compadreos.

Voy a ver eso último tuyo.
Hasta luego.

Publicidad: