Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

sábado, 13 de agosto de 2011

SOBRE LAS FARMACIAS.

Tema que seguramente es mucho más complicado de lo que conocemos por la televisión y los periódicos, pero esto es lo que hay y con esos bueyes habrá que arar.

Ni soy farmacéutico ni conozco la profesión de cerca, pero es evidente que si no les pagan no pueden seguir comprando a los distribuidores, ni estos a las industrias.

Según El Plural, los 125 millones que la Junta adeuda a las farmacias corresponden a los tres meses que lleva el PP gobernando la región, dado que -afirma- con Barreda cobraban todos los meses. Veamos: a mi me parece un tanto exagerado que se consuman cuarenta y un millones de euros al mes en medicinas. Máxime teniendo en cuenta que basatntes recetas serán de las normales; o sea, de las que los usuarios pagamos un porcentaje. Algun atrasillo debe haber de otros tiempos, porque si no, lo que hay es una trampa monumental, dado que hablamos de medicamentos expedidos en farmacias, no de hospitales, clínicas y otros servicios sanitarios.

Dice el referido Plural que la factura impagada corresponde a los meses de mayo, junio y julio. Ignoro cómo trabaja la administración autonómica manchega, pero lo normal es que los bienes y servicios prestados a la administración se cobren a dos o tres meses vista, porque los gastos deben ser autorizados y fiscalizados de acuerdo al procedimiento establecido, preicsamente para evitar chanchullos. Por tanto, lo que los farmacéuticos deberían haber cobrado en mayo, correspondería a lo suministrado en febrero, más o menos.

Imagino que el señor Barreda -ese que pagaba tan bien, según dicen- no ha dejado en la caja ni las telarañas; pero, si es así, el deber de quien le sucede es, en primer lugar, buscar soluciones. Y si no hay arreglo posible a corto plazo, debe explicarlo claramente, con documentos y con denuncias en el juzgado de guardia. Porque sacar cuartos de una partida presupuestaria -pogamos que la de gasto farmacéutico- a otra, si no se realiza por sus pasos debidos y dejando constancia, es un delito.

Sea como sea, lo que no se puede hacer es meter la cabeza bajo el ala y decir que ahí me las den todas, cuando se debe una cantidad tan abultada a los pequeños empresarios que han prestado su servicio a la administración.

Y lo que menos aún se puede hacer, es largarse de vacaciones y dejar el asunto en manos de un imbécil al que todo lo que se le ocurre es decir -véase Público- que no se ha cumplido el protocolo de convocatoria de huelga, y que el cierre puede ser considerado como "falta grave", sancionable con multas entre los 3.000 y los 15.000 euros.

Esto, señora De Cospedal, es vergonzoso. No sólo no paga usted; no sólo no hace el menor esfuerzo, sino que encima deja al mando a un gilipollas que amenaza con sanciones.

Seguro que con su sueldo, el de sus Consejeros, el de sus paniaguados, el de sus diputadines autonómicos, puede ofrecer un adelanto; y seguro que todos ellos, tan entregados al servicio de su ámbito correspondiente -póngase país, jamás España, que no la nombran ni por error; región, provincia, municipio o retrete con bandera y banda de música. según proceda-, lo aceptarían de buen grado, como un servicio más.

Porque, señora De Cospedal, eso de amenazar con multas a quien le ha adelantado 125 millones de euros, se parece mucho a la pretensión de que las farmacias, además de meretrices, pongan el lecho.

2 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

La Cospedal está a la espera de poder saltar a un Gobierno nacional. En caso de no poder hacerlo, ya comenzará a preocuparse de lo que nos pase a los ciudadanos de esta taifa conocida como Castilla La Mancha.

Museros dijo...

Coincido con Soldado Vikingo. Probablemente, la veamos de ministra antes de fin de año.

Excelente artículo, don Rafael. Me he permitido la libertad de enlazarlo en facebook.

Los farmacéuticos de Castilla-La Mancha, disfrutando de lo votado, como no puede ser de otra manera. Y éstos son, según su propia propaganda, los que aman la libertad y arreglan la economía. Por eso intentan obligar a la gente a trabajar gratis bajo amenaza de multa.

Publicidad: