Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

miércoles, 13 de octubre de 2010

SOBRE EL DESFILE, O LO QUE FUESE.

Obviamente, el de ayer.
Se que me repito, pero también ellos lo hacen: no me gusta la cancioncita melíflua "la muerte no es el final", y aún me extraño mucho de que la sigan interpretando en los Ejércitos laicos y gominoleros que nos gastamos. Me gustó todavía menos la interpretación -no floreada, sino floripondiada- del toque de Oración. Hay cosas que son como son y tocarlas es peor que un delito, porque es una cursilería.
Menos me gustó -y ya es ahondar- la falta de respeto de que hizo gala Intereconomía -esa emisora que presume de patriotismo y se queda en oropel-, que me obligó a emigrar a Tve1, y ya es decir.
Tampoco me había gustado la publicidad del Ministerio de Antimilitarismo, con su panegírico de las tiritas, gominolas, choclates y leches que -en la idea de esa señora inutilmente llamada Carmen- reparten los soldados oenegistas.
Por otra parte, me dio absolutamente igual la pitada a Zapatero, que tantos esfuerzos supuso a las televisiones; a una -Tve1- por el imposible intento de ocultarla, despidiendo la conexión antes de que la comitiva real abandonase el lugar; a otra -Intereconomia- por separarla de la presencia del Rey.
Porque eso si que fue sintomático: el clamoroso desinterés, el soberbio ninguneo del pueblo de Madrid al Rey, al menos en su retirada al término del acto y en las imágenes -aunque no el comentario- de Intereconomía.
Una cosa más quiero decir. Los que han silbado y abucheado a Rodríguez se sentirán muy contentos, muy ufanos; se tendrán por unos machotes y unos patriotas. Para mi, quien silba, quien abuchea, quien habla, quien siquiera se mueve cuando suena el Himno Nacional y se rinden honores a los Caídos, es un sinvergüenza, simple y llanamente.

11 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

Veo normal las pitadas a Zapatero, pero no durante la puesta de la corona a los caídos.
Yo en un principio pensaba ver el desfile por Intereconomía, pero como no paraban de hablar, tuve que cambiar a Televisión Española.

Rafa España dijo...

Grabado en mis retinas quedaron los desfiles de la victoria. Alguno que otro lo pude ver desde privilegiada posicion. Lastima que por aquel entonces no tuviera conciencia y no me fijara mas en aquel anciano de gafas oscuras y pulso tembloroso que saludaba a las tropas unos pocos metros mas abajo.
Bueno, a lo que iba. Tengo que hacer un pequeño esfuerzo para no hacer comparaciones entre un evento y otro. Si bien ya no hay, institucionalmente hablando, victoria que celebrar, en esta otra parada militar tampoco hay espiritu hispano, menos aun en la propia madre patria.
Respecto de los abucheos, tengo que decir que todo lo que paso ayer parecia escrupulosamente estudiado desde "arriba".
Ninguno de los alli asistentes pudimos saber que se cocia en el espacio destinado a autoridades, porque por megafonia no se llego a escuchar en ningun momento la ceremonia de ofrenda a los caidos.
Yo, que ocupaba los puestos de cabeza de la parada, vi como las unidades empezaban a desfilar si que hubiera pasado la "patrulla aguila" dejando la estela de la bandera nacional, apertura tradicional del desfile, primero aereo y luego motorizada y de a pie.
Por todo ello puedo suponer que por muy cerca que se estuviera de las autoridades, nadie podia saber si en ese momento se estaba homenajeando a los caidos.
Luego, durante el desfile, si sonaron por megafonia "Ganando barlovento", "Banderita" y demas, pero, repito, "La muerte no es el final" NO SE PUSO POR MEGAFONIA. Que quede claro.
En otro orden de cosas. Si Vascongadas se llegan a independizar, ¿Como cojones se las apañaria la "patrulla cuervo" para hacer la ikurriña en el cielo de Bilbao? ¡Que peligro! ¿No?

Anónimo dijo...

los abucheos al presidente del gobierno en un acto como el de ayer me parecieron propios de la gentuza de ultraderecha que lamentablemente todavia existe en este pais

eduardo dijo...

a nadie con dos dedos de frente se le ocurre ver el desfile en intereconomia puesto que puede dañarse el cerebro.no he visto emisora mas repugnante que la sudodicha. se nutre de delincuentes, ultraderechistas, politicos traidores y lo peor de todo falangistas caducos

Anónimo dijo...

Bueno Rafael. Hace un par de días te puse un par mensajes, repasando todos tus blog,por cierto muy patrióticos, no he sido capaz de encontrarles.Así que hoy, 22 de octubre, te mando otro, que espero que leas, y si me reconoces, me lo haces saber en este mismo blog o en facebook. Como sigue siendo nuestro mejor saludo, ¡¡¡ARRIBA ESPAÑA!!!, me despido de mi buen camarada Rafael.

Rafael C. Estremera dijo...

La verdad es que tengo que confesar mi despiste. Con los datos que me das, amigo y camarada, no puedo averiguar quien eres. Lamento esa pérdida del puesto de Ministro y te agradezco la propuesta de hacerme jefe de prensa; pero hace mucho que tenmgo claro que ningún camarada puede disimular hasta el extremo de ponerse a la altura de esta gentecilla zapateresca. No te esfuerces: es inútil. Ninguna persona normal podría caer tan bajo.

Dices que me has encontrado, así es que -con una patente sagacidad que también me vetaría como Ministro en este Sistema- no puedes ser ninguno de los camaradas con los que mantengo algún contacto a través de este medio, ni de los amigos a los que igualmente ofrezco mis pensamientos.

Me gustaría hacer algún intento por averiguar tu identidad, pero no puedo ponerme a dar nombres de todos aquellos camaradas a los que -desgraciadamente- el tiempo y las circunstancias me ha hecho perder la pista. Además, la lista sería interminable: Eloy, Jorge, Juan, Fernando, Juan Manuel, José Luis, Rafael, Pedro, Juan Antonio, Ramón... ¡Tantos nombres que se me escapan en este momento!

Si no te parece oportuno darme algún detalle más concreto aquí, siempre puedes escribirme al coreo de contacto que figura en la columna de la derecha de la página: rcec.milibreopinion@gmail.com

Un abrazo, amigo y camarada, aunque no haya sabido dar con tu identidad.

Anónimo dijo...

Caliente, caliente. Rafa, me ha dado mucha alegría verme entre los camaradas citados. Tienes razón al citar las circunstancias. Desgraciadamente la vida crea caminos divergentes que dificultan las relaciones, nuestra relación, al menos para mi,fue muy interesante. Al punto que hizo crecer en mi, una afición que aun sigue perdurando (esto es una pista) otra es esta:
Como ciudadano, aun currante,
Disciplinado y decente,
Me siento decepcionado
Viendo tanto incompetente
Que se llenan los bolsillos
Con el sudor de mi frente.

Dicen (el PSOE) que es posible
Que salgamos de este trance
Pero, si hacemos balance
De cómo hasta aquí hemos llegado,
El resultado me dice…
¡Dios te pille confesado!

En este viejo y bello solar
De doctas universidades
Forja de excelsas mentes
Que en el Mundo nos dio fama,
Unos mastuerzos gobiernan
Sin ideas y sin maña.

El gobierno de este memo
Ejerciente de baranda,
Se cubre -es un exceso-,
Con desbaratadas reses
A quienes les han de apuntar
Que, en el año, hay doce meses

Sin atender a razones
De gentes más preparadas,
Nos fríen con mil impuestos
Para cubrir las demandas
De cuatro “titiriteros” y
De unas cuantas “fulanas”.

Nos requisan los ahorros
Con singular desparpajo,
Aduciendo que “es por mucho,
Y tal vez, muy mal ganado”,
Y para que sirva de ejemplo,
Nos dejan a cero el saldo


Por eso, la excelencia molesta
Al socialista reinante;
A ver quien les echa el guante
Y en la jeta les espeta,
Que se reconoce al burro,
Aunque se ponga careta.

Desplumarnos es su Norte
-no existirá quien lo dude-
Sin importarles que al irse,
Dejando al país esquilmado,
Quedemos los españoles
Con el cuero como sayo

No se podrá mejorar,
-Es un hecho irrefutable-
Si primero no se expulsa,
Como a rata repugnante,
A tanto imbecil presumiendo
De avezado gobernante.

Las orejas les delatan
A gentecilla tan cutre
Al sol las nubes le tapan
A mí me crujen los dientes
Viendo esta trupe de “friquis”
Siendo nuestros gobernantes


Después de pasado tanto,
Díganme si no es desgracia,
Que nos haya tocado un memo,
Malo, de tan mala baba.

Anónimo dijo...

No se si el anterior comentario te ha llegado. Tampoco se si lo estas leyendo en este momento en el que estoy escuchando las campanadas que suenan en la pantalla. Si me gustaría que "ASÍ" fuera. Te advierto que "ASÍ", jugando al escondite, lo estoy pasando de lujo. Fuera de guasa, si me gustaría colaborar en esta tarea que has emprendido de no dejar sin el apropiado castigo literario y puntual, los desmanes de estos soplaboinas que nos desgobiernan en sus propios beneficios. No creo que tu respuesta sea tan rápida como para verla ahora "ASÍ" que, entretanto, recibe mi más sincero abrazo de camarada.

Rafael C. Estremera dijo...

Creo, mi querido amigo al que hacía referencia en una entrada de ayer, que ya te he "cazado". Y no sólo "Así", sino en esa Cruz de los Caídos que ya no existe, o en el que fuera Eje de nuestros esfuerzos durante un tiempo. La referencia a facebook ya me puso en camino, pero debo confesar que ese invento no me convence.

Quiero también, desde aquí, pedir perdón a cuantos en facebook me envían mensajes, comentarios, invitaciones... por no atenderles. Pero es que me viene demasiado grande: necesitaría más tiempo del que tengo para atender a tantos amigos y camaradas, y me harían falta más horas de las que le puedo dedicar para comenzar a entender cómo funciona.

Volviendo al tema, mi ya no desconocido camarada, no sabes cuanto me alegro de que nos hayamos vuelto a encontrar, siquiera sea de esta forma. Ni que decir tiene que estaré encantado de retomar la colaboración de aquellos buenos tiempos, y vayan como aperitivo los versos que me dejas, que ya están puestos en "primera página". (Para llegar a ello, sólo hay que pulsar sobre la Bandera de cabecera)

¡Bienvenido a tu casa, Eloy!

eloy.r. mirayo dijo...

Querido camarada Rafael: Quiero, en primer lugar darte las gracias por haberme admitido en esa tu casa, como un ocupa consentido.
Quería haber entrado inmediatamente después de quedar descubierto por ti (no dirás que te lo puse difícil), pero no me fue posible por culpa del ordenador. Solucionado el entuerto, cuando intente entrar para comentarte el asunto entre el alcalde de Valladolid y la nueva ministra de Sanidad (Dios vigile nuestra salud), señorita Pajín, pero comprobé que tu ya habías colgado un comentario más sabroso que el que yo hubiera sido capaz de hacer.
Por fin hoy, cuidado que me cuesta coger el hilo, quiero comentarte algo que me tiene verdaderamente sorprendido. Creo que es un hallazgo, que me atribuyo, pues no lo he oído comentar en ninguna de las tertulias de tele o radio, ni le he podido leer en ningún periódico de tirada nacional o extranjera. El asunto es el siguiente: La división en dos grupos del conglomerado de izquierdas. Ya se que hay una ensalada bastante numerosa de siglas pero yo, para simplificar, las reúno y las clasifico de la siguiente manera: La izquierda, al menos en España, se divide en dos grupos bien diferenciados: Los listos y los tontos. Los listos, no, los listillos, so los pepiños, los zapateros, los felipes, las lires, los mendez, toxos etc. Y los tontos son, los que pagan las cutas de esos partidos, los que pagan las cutas de esos sindicatos y los que se reivindican en su tontería: los que votan en los distintos comicios, sin tener en cuenta las consecuencias de anteriores votaciones. Durante seis años, nos han gobernado los listillos. ¿A donde nos conduce la reflexión que cabe hacer? ¿Cuál es el resultado de esta reflexión? : La tontería tiene mucho peso. Desgraciadamente, algunas veces, más que la ciencia.
Hablando de ciencia. Rafael, ¿sabes que la ministra de Ciencia e Innovación se ha inspirado en los inventos del “T.B.O” para poner en marcha todo el movimiento de su ministerio, en lo que es el futuro de la innovación futura de España, versión socialista?

Un fuerte abrazo y ¡que coño! ¡ARRIBA ESPAÑA!

Eloy .R. Mirayo

eloy dijo...

Rafa, la proxima espero que me salga mejor.

Publicidad: