Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

jueves, 15 de octubre de 2009

SOBRE LA DESFACHATEZ DE AZNAR.

Desfachatez extensible a los PijoProgres en general, y a los que -según El Imparcial, que cita al ABC, diario que no consulto porque no mantiene los enlaces y no me vale como fuente- van a asistir el próximo sábado día 17 de octubre a la manifestación convocada por más de 40 asociaciones en contra de la Reforma de la Ley del Aborto.
Me da lo mismo que vaya Rajoy o que -como avisó- no vaya a asistir para no politizarla, porque Rajoy ya dijo que le parecía bien la actual Ley. O sea, que no está contra el aborto, sino contra el escándalo que ha creado en la sociedad.
Me da igual que vaya Aznar, que en ocho años de gobierno mantuvo la actual Ley y autorizó la distribución gratuíta de las píldoras -abortivas- del día después aunque -eso sí- dispensadas por médicos pagados al efecto.
Me da igual que tantos hipócritas y tantas asociaciones vayan a pedir que se mantenga la Ley del aborto que lleva decenios asesinando niños; Ley que los convocantes y adheridos a la manifestación del sábado no van a repudiar.
Conmigo, que no cuenten. Cuando todos estos genocidas se arrepientan de haber consentido y mantenido la Ley actual; cuando pidan la desaparición de todo tipo de aborto provocado; cuando se retiren de la vida pública como mínima espiación por sus culpas; cuando recomienden el voto a las opciones políticas que no contemplan ninguna razón para el asesinato de los inocentes, entonces empezaremos a hablar.
Mientras tanto, Aznar me parece un sinvergüenza, que arroja piedras cuando bien poco limpias de culpa tiene sus manos; Rajoy y los organizadores de la manifestación, otros, que reniegan de la próxima Ley, pero admiten la actual e incluso la subvencionan, como es el caso de la señora Aguirre en Madrid.
Que sepan, pues, los que se proponen asistir, para qué los convocan: para mantener la Ley del aborto socialista que lleva producidos cientos de miles de asesinatos.

1 comentario:

soldado_vikingo dijo...

¿Entonces lo recomendable es que nadie vaya si esta en contra del aborto?.

Publicidad: