Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

lunes, 11 de febrero de 2013

SOBRE LAS SANCIONES DE COSPEDAL.

Doña María Dolores de Cospedal ha afirmado, en referencia a la pitada con que los hijos de padre desconocido -pues siendo hijos de España la rechazan- recibieron el Himno Nacional durante la final de la Copa de Baloncesto en el Pabellón Arena de Vitoria, que "me parece también que deberían existir sanciones para ese tipo de actos que lo que hacen es ofender a símbolos del Estado".

En lo cual -y probablemente sin que sirva de precedente- estoy de acuerdo con doña María Dolores.

Lo que no se, es a qué espera, teniendo en cuenta que el partido del que ella es secretaria general, lleva más de un año en el Gobierno, y con mayoría absoluta.

No hay comentarios:

Publicidad: