Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

domingo, 9 de septiembre de 2012

SOBRE LA PESCADILLA Y EL ABSURDO.

Titular de La Gaceta: La Banca financiará 10.000 millones del rescate a las autonomías.

Vamos a ver si me aclaro: el Estado ha entregado a la Banca un porrón de miles de millones, porque los bancos andaban sin un céntimo tras haberse metido en proyectos ruinosos y megalómanos de las autonomías.

También por los miles de viviendas sobrevaloradas, que se han quedado en el trastero, si; pero hay bancos -Santander, BBVA...- que teniendo muchas de esas viviendas en su cuenta, no están arruinados. Los que están en la más mísera indigencia de liquidez, son sobre todo los banquitos y las cajitas donde los políticos autonómicos han metido cuchara y zarpa, y han sacado lo que había y lo que no.

Y ahora, el Estado obliga a que los bancos se retraten para que las autonomías sigan con el cachondeo. Y como es normal, los bancos pagarán la extorsión -¡a ver qué remedio les queda!-, entrarán en pérdidas y el Estado tendrá que volver a sacudir la mosca para rescatar a la Banca. Y si no entran en pérdidas -porque las entidades donde no mangonean los políticos suelen administrarse bien-, tendrán mucha menos liquidez que ofrecer a los emprendedores que intenten abrir un negocio y crear puestos de trabajo.

No se a ustedes, pero a mi esto me parece calcadito del famoso dicho sobre la pescadilla que se muerde la cola. El problema es que los dientes son de los mangantes y temo que la cola -con perdón- sea la nuestra.

3 comentarios:

Carlos Fernández Ocón dijo...

No pararán Rafael. Solitos no van a parar. Muchísimo estamos tardando en pararles nosotros - los paganinis de sus vergüenzas - y empiezo a pensar que nos ponen algo en la comida. Si no no se entiende.

Rafael C. Estremera dijo...

Ayer o anteayer decía la prensa que a uno de los leones del Congreso le faltan los testículos. ¿Tendrá algo que ver?

Carlos Fernández Ocón dijo...

JUASJUAS. No, eso va por los de dentro xD

Publicidad: