Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

domingo, 1 de abril de 2012

PRIMERO DE ABRIL

Así, sin más:

Y esto es, indudablemente, memoria histórica.

2 comentarios:

C S Peinado dijo...

Cautivo y desarmado... Ahora vuelve por sus fueros, nazionalistas, republicanistas, sucialistas, sindicalistos, todos aquellos que en aquella fecha perdian el culo corriendo hacia Francia ahora oprimen y desangran al estado... Y el pueblo soberano, idiotizado, emfebrecido y atocinado no hace sino apoyar la reivindicaciones de unos pocos a costa del bolsillo y la sangre de la mayoría. Aquel fue un día grande, hoy un día triste. No hay color.

Un saludazo.

Maite C dijo...

En su momento ¡¡Magnífica noticia!!

Ojalá sirviera de lección, ¡pero no!, la memoria histórica sólo sirve para lo que les conviene.

Esperemos que el general Francisco Franco desde arriba y con la ayuda de Dios, nos eche un cable.

Gracias Rafael por recórdarlo.

Un abrazo.

Publicidad: