Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

jueves, 22 de marzo de 2012

SOBRE EL PRECIO DE LOS HUEVOS.

Que -dice El Mundo- se ha incrementado hasta un 43% en lo que va de año.

Esto, si bien se mira, explica la alarmante escasez.

2 comentarios:

Ocón dijo...

No hay huevos

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Mal vamos. Menos huevos, cada vez, y, por contra, cada vez, más chorizos. Esto es el acabose.

Publicidad: