Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

sábado, 9 de octubre de 2010

SOBRE EL GRAN CABRÓN.

Se hace eco El Plural -con su natural elegancia de sobra desconocida- de que eso que se hace llamar Gran Wyoming -el pobre no ha conocido nombre y apellidos, qué le hemos de hacer- afirmó en su Secta que "El Valle de los Caídos era un puticlub"
Evidentemente, él lo sabrá bien, después de tanto indagar donde ejercía su madre, y donde buscar esposa o barragana.

6 comentarios:

Titania dijo...

No se puede esperar más de un bufón de 3ª, pobrecito, es un triste fracasado, algo tiene que decir para llamar la atención.

Anónimo dijo...

Lo que yo me pregunto es a qué nos dedicamos la gente del mundillo... los llamados patriotas. Bueno, si lo sé, unos a alabar al Estado de Israel, otros con sus movidas, etc., pero se ve que nadie a plantarle cara a la gentuza esta.

Porque no me creo que nadie se cruce por la calle con el hijo de puta este, en el super, en unos cines, en algun garito... y tener la oportunidad de soltarle una somanta de ostias, que es lo que necesita el cerdo este...

A ver si aprendemos de los serbios y vamos despertando, que falta hace plantar cara a toda esta escoria.



VELASCO

lof dijo...

Este impresentable es una mas de tantas herramientas de la izquierda mas violenta y antiespañola, por supuesto cobrando una pasta claro. Este era el que cantaba lo de goma 2 bajo el coche de Loyola de Palacio cuando se manifestaron los actoruchos subvencionados. Menudo hijo de puta

Cabronidas Cazarnoso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cabronidas Cazarnoso dijo...

Leído lo de más arriba, no sois más que unos intolerantes hijos de la grandísima puta. Restos trasnochados del franquismo más rancio y mohoso imaginable.

Rafael C. Estremera dijo...

En el mote lo llevas, capullo.

Publicidad: