Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

jueves, 8 de abril de 2010

SOBRE LA PATALETA GARZON.

Pataleta que se han cogido la prensa amarilla -practicamente toda, a qué engañarnos-, los rojos y los idiotas, condiciones no sólo no excluyentes, sino a menudo complementarias.
Pataleta porque el juez Varela haya deducido de los hechos probados -hechos probados con la firma del imputado, que mejor prueba no cabe- que el señor Garzón puede haber incurrido en delito de prevaricación.
Y a ver si los amarillos, los rojos y los idiotas se enteran de una vez de que el delito no es por haberse metido con el franquismo, sino por haberse pasado la Ley por el forro de las puñetas. Que no es que la ultraderecha haya logrado sentar en el banquillo a un juez modelo, sino que que le coloca en él el hecho de haberse saltado la Ley a sabiendas.
Pero no está mal que amarillos, rojos e idiotas afirmen que es la ultraderecha la que ha logrado procesar a Garzón, el juez socialista. Porque eso demuestra que lo que los amarillos, los rojos y los idiotas llaman ultraderecha, es el único grupo que en España pide Justicia.

2 comentarios:

Rafa España dijo...

IDIOTA: Condición sine qua non para ser rojo.
Por lo demás, como decía el genial Luis Sanchez Polak: Muy agudo, muy agudo!!!

Apañó dijo...

Los rojos no dan pa más.
Lo preocupante es que la mayoría de sus planfetos propagandísticos ("Qué", ADN, y otros) sean gratuitos y de fácil acceso para las masas, porque ello les permite mantener viva "su mentira" entre el gano lanar que es la "ciudadanía" (entrecomillado) de las Españas.

Publicidad: