Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

José Antonio Primo de Rivera.
(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

domingo, 28 de marzo de 2010

SOBRE EL COMENTARIO EN DEFENSA DE AZNAR.

Comentario que Maribeluca dejó en mi entrada a propósito de las palabras de Mayor Oreja que comenté hace unos días, y que dice así:
...
no todo contacto es negociación y no estoy de acuerdo con el comentario anterior... cuando Aznar lo hizo- con luz y taquígrafos por cierto- fue para comprobar si estaban dispuestos a abandonar las armas después de atizarles sin piedad tanto policialmente, como desde el plano económico y político, con la oposición de algunos medios y de no pocos colegas de casta... cuando se constató que no, volvieron a zurrarles en la badana hasta dejarlos semi K.O. hasta que llegó ZP y en lugar de rematar la faena, se dedicó a insuflar oxígeno a la serpiente y a llevar las negociaciones hasta pasarse por el forro el Estado de Derecho y convertirlo en "Desecho".... yo creo a Mayor Oreja y no a todos estos que chillan como damiselas ultrajadas después de haber sido pillados en mentiras flagrantes, tampoco estaban negociando después de la T-4 ¿verdad?
...
Veamos. Aznar combatió a ETA de forma relativamente razonable, es cierto. También antes la había combatido González -en algún caso, como el GAL- muy chapuceramente. Y también, si atendemos a las noticias diarias, la está combatiendo -ahora- Rodríguez.
Esto no quita para que González negociara con ETA -más o menos silenciosamente en Argel, y por cuyo motivo en JJ.EE. nos querellamos contra él, aunque con el éxito que era de esperar-, y para que Rodríguez lo hiciera a bombo y platillo hasta tiempo despues del atentado de la T-4 de Barajas. Y -según Mayor Oreja, en cuya opinión coincido- probablemente lo siga haciendo ahora. De igual manera que lo hizo antes de llegar al Gobierno, a pesar del pacto antiterrorista suscrito con el PP, lo que muestra la catadura del personaje.
Pero todo ello no es obstáculo para que también sea cierto que Aznar negoció -no sólo contactó- con ETA, y les hiciera ciertas significativas concesiones, como aquello de llamar a los terroristas Movimiento de Liberación Nacional, y reagrupar a los presos etarras en cárceles próximas a Vascongadas.
En cuanto a mi comentario a las palabras de Mayor Oreja, y en lo que respecta a él personalmente, lo que decía es que no había hecho ningún descubrimiento, y que me asombraba que -entre los demás de la casta política y de la amarillez periodística- hubieran levantado tanto revuelo.

2 comentarios:

27 puntos dijo...

La única negociación que se puede hacer con ETA es que puedan elegir garrote vil u horca.
Con las alimañas no se negocia, se las extermina.-

Soldado Vikingo dijo...

Alguien que llamó a los asesinos "Movimiento de Liberación Vasco" no se merece ningún respeto.

Publicidad: